Como todos los años en el día de la Bandera, los Presidentes encabezan el acto oficial en la ciudad de Rosario frente al monumento que conmemora la fecha patria. Pero este año no será así. El Presidente Mauricio Macri, según un comunicado oficial del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, no viajó a Santa Fé por miedo a posibles incidentes. El contexto político y social es complicado: tras la crisis financiera no quieren exponerse a posibles escraches o actos de violencia.

"Con motivo de haber recibido notificaciones de los responsables de la seguridad presidencial y del gobierno de la provincia de Santa Fe, en las que se indicaba que se debían reforzar las medidas de seguridad para evitar la posibilidad de que se generaran disturbios en las calles de Rosario de organizaciones políticas, se suspenderá mañana [por hoy] la asistencia del Presidente a esa ciudad para la celebración del Día de la Bandera", confirmó Frigerio.

El panorama para el Gobierno no es alentador. El dólar continúa alto, se traslada a los precios de productos y servicios, y eso se traduce en pérdida del poder adquisitivo y pobreza. Como parte de esta nueva situación que atraviesa Cambiemos, el sábado suspendieron el timbreo nacional porque creen que no es momento de enfrentar a la gente ante una inflación descontrolada y expectativas bajas. El timbreo lo pasaron para el sábado 30.

Ante la crisis, la calle se transformó para Cambiemos en el nuevo "cuco" al que no se quieren enfrentar. Piensan que es mejor esperar hasta que la situación "se aclare" para volver a salir. Así el Gobierno comienza a alejarse del contacto con la calle que fue la que tantos buenos frutos le dio en contiendas electorales.

Los timbreos por ejemplo que fueron los primeros en implementarlos y después toda la clase político los copió. Pero hoy después de dos años de digitar la botonera y frente a una crisis a la que no le encuentran salida, la calle no es la mejor aliada.

"El Presidente tomó esta decisión basado en preservar ante todo la paz y la seguridad de los rosarinos y solicitó que se informara a través de la prensa de los motivos de la cancelación de su visita", concluyó Frigerio.