El candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, compartió una cena con más de 400 militantes radicales que apoyan su fórmula junto a Cristina Kirchner. Organizada por el dirigente albertista Leandro Santoro, el encuentro contó con la presencia del aspirante al Ejecutivo porteño, Matías Lammens

El homenaje a Alfonsín

Los radicales habían condecorado todo el Club Lanín en referencia al ex presidente: no faltaron banderas, portarretratos y hasta una foto sugestiva de un joven Alberto Fernández junto al “Padre” de la democracia, Raúl Alfonsín. “Ahora Alberto”, sugería la imagen.

Del encuentro también participaron el secretario general del gremio La Bancaria, Sergio Palazzo, el ex gobernador de Misiones y actual senador Maurice Closs, el gobernador electo de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, de Forja, y el diputado Leopoldo Moreau.

El candidato del Frente de Todos centró su discurso, justamente, en la figura del ex líder de la UCR, aprovechó para contar sus anécdotas con él y se llevó risas y aplausos.  

Sus cuatro definiciones más importantes sobre Alfonsín. 

-    “Uno es resultado de muchas cosas, y yo soy también el resultado de Alfonsín. Él un hombre que siempre puso la política en el mejor de los lugares, y siempre respondió con política a cada desafío".

-    “Siempre se plantó diciéndoles a los argentinos, con franqueza, lo que correspondía. No hay que olvidarse el día que se subió a la Sociedad Rural a explicar lo que tenía que explicar".

-    “El mejor homenaje a Alfonsín en la ciudadanía quede firme el concepto que con la democracia se come, se cura y se educa".

-    "Lo que Alfonsín enseñó es que uno sólo tiene un compromiso con la gente y sus ideas, y esa es la mejor política que se puede hacer".