El Gobierno nacional hizo el primer desembolso del Programa de Asistencia Financiera a Provincias y Municipios, creado como compensación por la eliminación del Fondo Sojero. El envío de la cuota inicial a los gobernadores no fue casual: se dio un día después del reclamo de ocho provincias opositoras por la restitución de ese fondo, con la amenaza de no votar el Presupuesto 2019.

Si bien el Poder Ejecutivo asegura que la discusión está cerrada y no hay chances de que el Fondo Federal Solidario vuelva a estar sobre la mesa de negociación, decidió mostrar un gesto de buena voluntad con las provincias y este miércoles transfirió casi 1.000 millones de pesos a provincias y a municipios.

Espera, así, apaciguar el reclamo que las provincias, que este martes sorprendieron al volver a la carga con el Fondo, durante una reunión con el jefe del bloque Justicialista del Senado, Miguel Ángel Pichetto.

Para el Gobierno del presidente Mauricio Macri, no hay margen para volver a discutir el fondo, que forma parte de un acuerdo integral con la provincias, en el que está incluido el Presupuesto y las adendas al Pacto Fiscal

Presupuesto: fondos para calmar a los gobernadores y optimismo en el conteo preliminar de votos

Sin embargo, el grupo integrado por Formosa, Chubut, Tierra del Fuego, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Chaco y Tucumán tiene pensado insistir. Incluso, advierte que el próximo 14 de noviembre, fecha en la que se discutiría el Presupuesto en el recinto, podría llevar a votación la derogación del DNU con el que Macri eliminó el Fondo Sojero en agosto último.

En ese contexto, el Gobierno mantiene el optimismo en sancionar el Presupuesto 2019 y confía en el compromiso asumido por el resto de los gobernadores. Según la cuenta preliminar que hace el oficialismo, con los 25 senadores propios, más la mitad del bloque de Pichetto y algunos senadores de otros bloques llegaría cómodo a la aprobación. 

Presupuesto: fondos para calmar a los gobernadores y optimismo en el conteo preliminar de votos