En Cambiemos no suelen insistir cuando algo funciona mal. Suelen escuchar la luz de alerta y, a veces con un costo alto, corrigen los errores y cambian a tiempo. Escuchan, sobre todo, lo que pedía a gritos el Círculo Rojo: un superministro de Economía que asumiera el poder y el riesgo pero que controle los hilos financieros del país.

Por eso, Mauricio Macri acalló rápidamente los rumores que señalaban una posible figura lejos del Gabinete y eligió a su ministro de Hacienda Nicolás Dujovne como el encargado de coordinar las (nueve) áreas clave de la economía para encarar una serie de tareas complejas.

Con el correr de los días se logrará determinar el poder real que tomará Dujovne, aunque al menos públicamente ya es una importante señal de un interlocutor por encima de todos los integrantes del Gabinete, en sintonía con lo que reclamaban los mercados.

El debut de Dujovne no será para nada sencillo. Ante la atenta observación y bajo la lupa de sus pares, deberá enfrentar los siguientes tópicos en la agenda de Cambiemos: la política fiscal, la estrategia de crecimiento, la ejecución presupuestaria y el control de la inflación.

¿Quiénes deberán reportarle? Luis Caputo (Finanzas), Guillermo Dietrich (Transporte), Jorge Triaca (Trabajo), Rogelio Frigerio (Interior), Francisco Cabrera (Producción), Luis Miguel Etchevehere (Agroindustria), Juan José Aranguren (Energía), Gustavo Santos (Turismo) y Andrés Ibarra (Modernización). Antes, esa tarea la cumplían los vicejefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui.

La decisión la tomó el último viernes Mauricio Macri junto al jefe de Gabinete Marcos Peña. También fue consultado con la gobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. Es decir, la verdadera mesa chica de la Casa Rosada.

Según apunta Ambito Financiero, a su vez, Dujovne liderará la discusión en torno al ajuste que debe hacer la política para bajar el déficit, en el marco del Presupuesto nacional que tendrá una batalla aparte en el Congreso.

Hasta ahora, ningún ministro salió a referirse públicamente a la designación, aunque sí lo hicieron dos ex: Alfonso Prat Gay y Martín Redrado. El ex ministro de Hacienda destacó: "Quedó claro que la Argentina no puede darse el lujo de tener a Economía dividida en tantos pedazos".

Por su parte, el ex titular del Banco Central también celebró la designación virtual, sin necesidad de suscribirlo en el Boletín Oficial. "La economía argentina necesita un blanqueo y ampliar la base de tributación, que más gente pague menos impuestos", dijo en declaraciones al programa de Lusi Novaresio en radio 10.

En definitiva, Dujovne asume un rol clave en el Gabinete, ante la atenta mirada de sus pares y con la misión más difícil que tendrá el Gobierno de ahora en más: intentar estabilizar la economía para llegar con airea a las elecciones del 2019.