El Gobierno busca acercarse nuevamente a una clase media que está alejada del corazón de las políticas que lleva adelante Mauricio Macri. Con las tarifas en el centro de la escena, el dólar y la inflación como motivadores para el descontento, los votantes de Cambiemos incrementaron su malestar con el 2019 a la vuelta de la esquina.

Por eso, para reconquistar a un sector fundamental para su supervivencia en el próximo año electoral, Mauricio Macri reactivó medidas que estaban congeladas para empezar a dar "buenas noticias”. En este caso, se trató de una serie de anuncios sobre vivienda, en un acto en el que también estuvo presente el ministro de Interior, Rogelio Frigerio. El paquete inluye, entre otros puntos, la fijación de un tope al aumento de la cuota de créditos UVA, el relanzamiento del plan Procrear y un nuevo impulso a la Ley de Alquileres, que consiguió en el 2016 media sanción en el Senado, pero no avanzó en Diputados.

Créditos UVA

Respecto del plan de créditos, el Presidente anunció que la cuota de los créditos UVA no podrá aumentar más de 10 puntos por encima del Coeficiente de Variación Salarial. Si eso sucede, el Gobeirno estableció que los deudores podrán solicitar un plazo de hasta el 25% del pago del crédito. En este caso, estarán alcanzados los créditos ya otorgados y los nuevos.

"Esas cien mil familias (que tienen este tipo de préstamo) pueden largar los plazos cuando las cuotas se van muy por encima del salario. Eso es algo que ya existía. pero ahora a e eso le agregamos que un tope al crecimiento de la cuota", enfatizó Frigerio, en conferencia de prensa.

Procrear

El primer mandatario presentó, además, una serie de exenciones impositivas para la construcción de viviendas destinadas a la clase media y baja, adiquiridas a través del plan oficial que nació con el kirchnerismo.

Según informó ElCronista, hay un dato clave a tener en cuenta: las nuevas casas deberán cotizar en UVA y no en dólares. La moneda estadounidense es la referencia que se toma en cuenta a la hora de hacer estas transacciones, pero el Ejecutivo busca con esta medida cambiar la operación el mercado inmobiliario.

Además, la Casa Rosada destinará los terrenos fiscales que administra la Agencia de Administración de Bienes del Estado para la construcción de viviendas y así incentivar un programa que permitirá, en muchos casos, el acceso a la primera vivienda para miles de personas.

Ley de Alquileres

Fue el anuncio más fuerte del Presidente en el marco del Plan de Vivienda. Se dio en medio del descontento por la suba indiscriminada de los alquileres, ya que por la falta de regulación oficial, no hay referencia para los aumentos, que son determinados exclusivamente por los dueños. La escalada del dólar en los últimos meses perjudicó directamente a los inquilinos.

Para contrarrestar el malhumor, el oficialismo relanzará el proyecto de la ley de Alquileres, que hace más de dos años habían impulsado Frigerio y el diputado Daniel Lipovetzky. La iniciativa propone que en los alquileres de no más de 840 UVA mensuales (aproximadamente $23000) se realice una sola actualización de precios al año con la referencia del Coeficiente de Variación Salarial.