Los une una estrecha amistad personal y tendrán su tercer encuentro en menos de dos años. El presidente Mauricio Macri y el emir de Qatar, Sheik Tamim bin Hamad Al Thani, vuelven a mostrarse juntos y hacen una apuesta a forjar acuerdos que representen beneficios para ambos países. En algo se parecen, son millonarios, con empresas y gusto por la política. El emir tiene 39 años y quedó en el puesto cuando en 2013 su padre, Hamad Jalifa Al Thani, abdicó a su favor.

Su visita, junto a 140 empresarios, concentra la expectativa del Gobierno en la posibilidad de nuevas inversiones. En ese marco, el foco central de la Casa Rosada está puesto en las inversiones que podrían destinarse al yacimiento de Vaca Muerta, a través de Qatar Petroleum, una de las empresas estatales del país asiático. Se espera que la visita sirva para apurar el acuerdo para evitar la doble imposición tributaria que está en el Congreso y el acuerdo bilateral de inversiones. A nivel personal, el Jeque ya compró extensas tierras en la Patagonia argentina y su empresa Qatar Airways es auspiciante del club Boca Juniors. 

Al Thani estará tres días en Buenos Aires en el marco de una gira por la región que incluye Ecuador, Perú y Uruguay, y el Gobierno montó un fuerte operativo de seguridad a su alrededor. Presidencia informó que los mandatarios brindarán una declaración conjunta tras la reunión oficial pero "no habrá preguntas" y "no se permitirá el ingreso de unidades móviles". Solo los periodistas debidamente acreditados y algunos fotógrafos. Tras la foto oficial con Macri, Al Thani mantendrá una audiencia con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el secretario de Energía, Javier 

Iguacel, y el de Comercio, Miguel Braun. Todo orientado a la recolección de inversiones e intercambio.

Además del cuidado especial en su paso por la Rosada, el oficialismo recibe al Jeque con la flamante conformación del Grupo de Amistad con Qatar en la Cámara de Diputados. La reunión constitutiva se realizó oportunamente este miércoles, a pocas horas del arribo de Al Thani. De esta forma, Cambiemos tendió un puente legislativo amigable con el Estado de Qatar, ya que la única comisión encargada de los asuntos con ese país estaba en el Senado y a cargo de la kirchnerista María de los Ángeles Sacnun.

El recibimiento del emir no solo tendrá pompas en la Casa Rosada, ya que mañana a las 16:30 en el Salón Arturo Illia del Senado será recibido por la vicepresidenta Gabriela Michetti y el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó.