En la previa a la reunión de Mauricio Macri con las autoridades de las principales cámaras empresariales en Olivos, el Gobierno dio a conocer algunos detalles del acuerdo sellado entre el Mercosur y la Unión Europea para llevarles tranquilidad a los CEOs argentinos. Si bien el oficialismo destaca el pacto como una oportunidad única en la historia para exportar producción nacional, algunos sectores entraron en estado de alarma debido a que la imposibilidad de competir con sus pares europeos por motivos como la carga impositiva, el costo laboral y la menor tecnología. 

En el comunicado que distribuyó el martes la Cancillería, el acento está puesto sobre los mayores beneficios del acuerdo, como la baja de aranceles para bienes primarios e industriales, la fijación de cupos y el cambio en el entorno económico, normativo e institucional para el país. Asimismo, destaca que permitirá un incremento del caudal de inversiones.

Para paliar las preocupaciones que expresan algunos sectores, el oficialismo apunta que los beneficios arancelarios de los rubros menos competitivos de la economía nacional bajarán gradualmente y llegarán a cero recién en un plazo de entre 10 y 15 años. En ese tiempo, las empresas deberán readaptarse a las nuevas reglas de juego. 

De todos modos, el senador Miguel Ángel Pichetto, llevó tranquilidad a los empresarios que temen “desaparecen” -palabra que utilizó el sojero Gustavo Grobocopatel- y aseguró que el Estado “va a estar atento” a la adecuación de todos los sectores y que no dejará que ninguna deje de existir. Si bien se prevén impuestos extraordinarios en el caso de que algún producto importado ingrese muy barato, estos ítems no fueron aún explicados a los dueños de las empresas, que no saben quién decidirá ni en qué plazos.

Otro punto que el comunicado destaca “las grandes oportunidades” que se presentan para la exportación de servicios -en particular de aquellos vinculados al “conocimiento”-, una actividad en crecimiento en el país, con ventas externas que hoy  alcanzan los u$s 6000 millones anuales y podría aumentar exponencialmente a partir del acuerdo.

Este miércoles, el Canciller Jorge Faurie, al inaugurar el III Foro Iberoamericano MIPYME, afirmó "Este evento cobra un significado especial luego del acuerdo Mercosur - UE porque tendremos que trabajar mucho junto al sector productivo, potenciarlo y buscar oportunidades, y al mismo tiempo abordar todo lo que significa esta alianza estratégica con el conjunto de la Unión Europea". El jefe de la diplomacia argentina enfatizo que se deben redoblar esfuerzos para “dinamizar más el comercio intraregional y la participación de estas empresas en las cadena de valor, tema fundamental para la Argentina y que está hace tiempo en las agendas internacionales”.

Acuerdo UE-Mercosur: nuevas claves (para tranquilizar) a los industriales

Es evidente, tanto para el gobierno como para los empresarios del sector agropecuario, que el acuerdo traerá aparejado un aumento significativo de las exportaciones de alimentos y commodities, un logro que generó preocupación entre la población rural de Francia. El comunicado amplía algunas de las nociones que fueron discutidas en el marco del mismo, pero aún restan conocerse algunos puntos que los industriales consideran claves para confirmar o no su apoyo, como los criterios que se tomarán para redactar reglamentos técnicos o si éstos se pueden modificarse con velocidad.