Pese al fallo unánime por Ganancias, revive la Corte la interna entre los amarillos y el power trío

El Canciller - Comentarios

La Corte Suprema de Justicia falló hoy a favor de que los jueces nombrados a partir del 1° de enero de 2017 paguen el impuesto a las Ganancias, como dispone una ley del Congreso. Si bien se esperaba una fallo dividido, el máximo tribunal del país sorprendió con una resolución unánime. Sin embargo, el presidente del tribunal, Carlos Rosenkrantz, y la vice, Elena Highton, aclararon sus diferencias con la cuestión de fondo y señalaron que se reservan la potestad “de plantear ante la justicia sus agravios respecto de lo que consideren ser sus derechos”.

Estaba previsto que los jueces que integran el power trío Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti votaran a favor de que los magistrados tributen el impuesto. Las posturas que no estaban claras eran las del presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, que días atrás se expresó a favor de que los jueces estén excluidos de ese pago, y la de la vicepresidenta del tribunal, Elena Highton, que varias veces se había expresado en contra.

Con esta resolución, la Corte Suprema revocó el amparo que el año pasado favoreció a la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN), que buscaba impedir que los nuevos jueces se vieran alcanzados por el tributo que pagan 2 millones de personas en la Argentina.

Para así decidir, el tribunal sostuvo que la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal utilizó “argumentos dogmáticos e insuficientes para admitir la procedencia de la medida solicitada por la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional y que, por ello, su decisión fue arbitraria”.

En el fallo, los jueces consideraron que la Cámara no debió haber concedido la cautelar y resaltó que los tribunales “al examinar este tipo de medidas deben tener especial cuidado en tanto se trata de decisiones preliminares que, por sus efectos expansivos, pueden suspender total o parcialmente la aplicación de una ley vigente y, de ese modo, afectar la división de poderes”.

Para la Corte, “no existían razones suficientes para adoptar una decisión cautelar de tal gravedad que eximiera del cumplimiento de lo ordenado por la ley a los sujetos representados por la actora”. Además, recordó que “la misión del juez es aplicar el derecho objetivo con independencia del planteo de las partes, máxime si se trata de obligaciones tributarias, cuya naturaleza es de derecho público no disponible”.

Tras esos argumento, Rosenkrantz y Highton dejaron a “salvo el derecho del que gozan los magistrados —al igual que todo ciudadano— de plantear ante la justicia sus agravios respecto de lo que consideren ser sus derechos, tal como fue reconocido por la Corte a lo largo de toda su jurisprudencia”, informó el CIJ.

El amparo, que había sido apelado por el Ministerio de Justicia, fue presentado contra la aplicación de la ley sancionada en diciembre de 2016, a través de la cual el Congreso dispuso que comenzaran a pagar jueces, funcionarios y empleados del Poder Judicial de la Nación y provinciales, cuyo nombramiento hubiera ocurrido a partir de enero de 2017.

El pago de Ganancias para los jueces es un tema que genera debate dentro y fuera del Poder Judicial. Los magistrados quieren seguir excluidos del tributo porque aseguran que si empiezan a pagar su sueldos se verán disminuidos. En tanto, sectores de la política y la sociedad consideran que es injusto que por decisión propia hayan quedado excentos del impuesto.

A partir del fallo de la Corte, todos los jueces, fiscales, secretarios y personal del Poder Judicial que hayan cargos nuevos a partir de enero de 2017 pasarán a pagar Ganancias. Hasta el momento, solo una docena de magistrados tributaba, ya que habían ingresado al Poder Judicial como externos.