Pensar en los demás, agradecer y centrarse en el presente: cómo es el exitoso curso para “ser feliz” que ofrece la Universidad de Yale

El taller gratuito ya tuvo más de 3 millones de inscriptos en la plataforma digital Coursera.
El Canciller - Comentarios

La pandemia revolucionó a todas las personas del mundo entero. El encierro, la depresión y la ansiedad fueron (y son) un combo difícil de procesar. Para superar estos tiempos de pandemia, la Universidad de Yale ofrece un curso que enseña a “ser feliz”.

La profesora Laurie Santos, del departamento de Psicología de la universidad, creó el curso “La Ciencia del Bienestar”, que ofrece la posibilidad de comprender la realidad científica que existe detrás de la felicidad. El curso está disponible de manera gratuita en Coursera.

El taller profundiza en la psicología y la neurociencia para poder llevar adelante prácticas que mejoren el bienestar y la salud mental.

Según la especialista, ser feliz requiere un esfuerzo intencional, lo cual conlleva una práctica. Para lograr la deseada felicidad, armó el curso donde comparte consejos que aunó durante 20 años de estudios.

La ciencia comprobó que las personas felices pasan tiempo con otros que les importan. Por eso, es fundamental sociabilizar, ya que las relaciones interpersonales y las conexiones sociales traen felicidad y bienestar. También es importante pensar en los demás y hacer cosas por ellos. Esto conduce a que el bienestar ofrecido trae bienestar personal.

La experta recomienda hacer un listado con todo lo que uno agradece, dado que la felicidad surge al apreciar lo que uno tiene.

Alejarse de la falsa felicidad que muestran las redes sociales suma en este camino para ser feliz, ya que uno logra mayor felicidad. Por eso, es importancia desconectarse y descansar más. A su vez, dormir ocho horas diarias “disminuye la depresión y aumenta la actitud positiva”.

También aconseja hacer ejercicios. “Media hora de cardio al día es más efectiva que una pastilla antidepresiva, el ejercicio es bueno para el cuerpo, pero también para la mente”, explica. Otra herramienta es centrarse en el presente, de esta manera, uno se aleja de la ansiedad y logra paz.

Meditar todos los días y prestar atención a la respiración relaja a las personas y las hace estar presente en el aquí y el ahora.