26/08/2019
Jueves 11 de Julio de 2019 Política

Córdoba: tierra de indecisos y boleta corta, eje de disputa de Macri y Alberto

Una de las contiendas más importantes de la batalla electoral se librará en Córdoba. La provincia gobernada por Juan Schiaretti concentra a un 9% del padrón electoral y muchos de ellos forman parte de los indecisos que ambos frentes mayoritarios quieren captar. Tanto Mauricio Macri como Alberto Fernández diagraman estrategias especiales para adherir a los votantes del cordobesismo que no tiene dueño pero llevó al líder del PRO a la Casa Rosada en 2015.

Macri y Miguel Ángel Pichetto harán su debut como fórmula en campaña en Córdoba, este viernes. El objetivo es recuperar los votos perdidos por la recesión económica y, en particular, por la crisis del sector industrial, pujante en la provincia gobernada por Schiaretti. De todos modos, no habrá foto con el mandatario, que viajará esta tarde a España por una visita oficial para firmar un préstamo para obras en su distrito.

 

 

Los números en Córdoba


Históricamente, Córdoba fue la provincia de la resistencia al kirchnerismo. En 2003, Néstor Kirchner obtuvo apenas un 10,8% de los votos, 12% menos de los que consiguió a nivel nacional. El más votado fue Carlos Menem con 28,4%. Lo mismo sucedió en 2007, la fórmula Cristina Kirchner-Julio Cobos sacó 23,8% (21% menos que a nivel nacional), perdiendo contra Roberto Lavagna (35,31%). 

La primera victoria llegó en 2011, con el famoso 54% de los votos de CFK. Pese a que el FPV sacó casi 20 puntos menos que a nivel nacional (37,2%), fue la fuerza más votada. En 2015 Córdoba volvió a erigirse como la provincia del antikirchnerismo: el líder de Cambiemos sacó 53,2% contra un 20,4% de Sergio Massa -que había competido en las PASO con el entonces gobernador José Manuel de la Sota- y apenas 19% para Daniel Scioli. En el balotaje, la brecha se amplió. Macri fue elegido por el 72% de los cordobeses. La diferencia a nivel nacional (680 mil votos) fue menor a la del distrito (900 mil).

A pesar de estos resultados, las elecciones provinciales del 12 de mayo de este año encendieron alarmas en el oficialismo. Schiaretti fue reelecto con un 54% de votos contra un oficialismo que fue dividido debido a que no hubo acuerdos entre los candidatos Mario Negri y Ramón Mestre (que sacaron 17,8% y 11%, respectivamente. Sumados, casi 28%). El oficialismo confía en que dentro del electorado que eligió al actual gobernador hay una importante cantidad de votos antiperonistas e incluso algunos “macristas” desencantados con la hecatombe que rodeó al armado electoral del partido en el distrito.

 


Schiaretti, luego de ganar las elecciones provinciales.

 

Macri, Alberto y el cordobesismo


Para estos comicios, la apuesta de Juntos por el Cambio es que Córdoba compense las derrotas en otras provincias más pequeñas y la provincia de Buenos Aires, por lo que apuntan que deben sacar al menos un 50%. Consideran que María Eugenia Vidal tiene importantes chances de ser reelecta, pero gracias a un importante corte de boleta, por lo que esa victoria no se trasladará a Macri. La foto con Schiaretti llegará tarde o temprano, ya que el cierre de la campaña se realizará en su distrito. En la cumbre del partido del miércoles, Mario Negri remarcó que las heridas por la interna con Mestre ya habían “cicatrizado” y que es hora de volver a trabajar juntos.

Quien también apunta a aumentar su caudal electoral allí es Alberto Fernández. El candidato, que se sacó una foto con Schiaretti después de una visita protocolar. “La reunión tendrá el mismo resultado que la de Pichetto: una charla privada, una foto y nada más”, habían puntualizado desde el entorno del gobernador antes del encuentro al diario La Voz. Sin embargo, el candidato por el Frente de Todos no escatimó en elogios al mandatario. Dijo que iba a instalarse en Córdoba “varios días para convencer a la gente de que lo vote”. Aclaró que el Frente de Todos “es un espacio mucho más amplio que el kirchnerismo”, le prometió a Schiaretti “gobernar con un scrum de gobernadores” y pidió perdón a la provincia “por las desinteligencias durante el gobierno de Cristina”. Se trata de una nueva faceta del exjefe de Gabinete, ya que en hace menos de dos meses criticó al gobernador por tomarse una foto abrazado a Macri.

 

Schiaretti, que había intentando conformar el espacio de Alternativa Federal junto a Urtubey, Pichetto y Massa, ya avisó que recibirá y mantendrá reuniones privadas con todos los candidatos, pero irá a las elecciones con boleta corta, un pedido de Macri que el mandatario cumplió. Su principal senador, Carlos Caserio, presidente del bloque del PJ, se pronunció a favor de la fórmula de los Fernández y anunció que hará campaña por el exjefe de Gabinete.

 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]