Mientras sufre el consumo la mayor baja mensual desde 2002, preparan Danone y Sancor aumentos récord

El Canciller - Comentarios

Luego de que el Indec divulgara el índice inflacionario de marzo y en la antesala del anuncio que hará Mauricio Macri para paliar el impacto del alza en el costo de vida, un nuevo informe de la consultora Scentia indicó que las ventas de los productos que integran la canasta básica se derrumbó 8,7% interanual durante el tercer mes del año, configurando la mayor baja mensual desde el año 2002.

El consumo masivo en las grandes cadenas de supermercados (-7,2%) y los autoservicios (-10%) volvió a descender de manera interanual por noveno mes consecutivo. Como atenuante, el titular de la consultora subrayó que en marzo de 2018 se incluyó el evento de pascuas -el cual potencia las compras- y este año la fiesta cae en abril.

Las bebidas sin alcohol se consolidan como las más perjudicadas por la recesión, con un desplome del 14,2%, en tanto el rubro de limpieza de ropa y hogar registró una caída del 12,3% y las bebidas con alcohol y golosinas una retracción superior al 10%.

La contracción en las góndolas, además del alto índice inflacionario mensual y la pérdida en el salario real, adujo otra causa en el aumento de los precios de los productos de la canasta básica -51,8% interanual-.

Por otra parte, en la previa del anuncio del Gobierno sobre un paquete de medidas orientado a sacar del letargo al consumo, las firmas Danone y Sancor se anticiparon y ejecutaron un incremento récord en postres, yogures y quesos. Según consignó Letra P, las empresas lácteas le pasaron a los grandes supermercados nuevas listas con subas de hasta 45% en productos de la canasta básica.