Malcorra: “No sé por qué Macri y Faurie no llamaron golpe de Estado a lo que pasó en Bolivia”

La ex canciller marcó un contrapunto con su sucesor, al indicar que Faurie "hizo una lectura de Bolivia a través de un filtro ideológico".
El Canciller - Comentarios

La ex canciller Susana Malcorra se expresó sobre la crisis social y política que sufre Bolivia y marcó diferencias con su sucesor, el actual ministro de Relaciones Internacionales Jorge Faurie, al expresar que “es un golpe de Estado liso y llano“. “Evo Morales es un presidente electo democráticamente. Una cosa no quita la otra, más allá de la cuestión ideológica, fue electo en un proceso previo, su mandato es legítimo”, aclaró.

En declaraciones a distintas radios, el martes la integrante del staff de Naciones Unidas aseguró que le preocupa “la situación en las calles de Bolivia”. “Hay que pacificar urgente”, dijo y agregó que “la intervención de las FFAA trae recuerdos de un pasado oscuro de la región”. Malcorra tampoco esquivó su contrapunto con Mauricio Macri y Faurie: “No sé por qué Macri y Faurie no llamaron golpe de Estado a lo que pasó en Bolivia. Ellos hicieron una lectura a través de un filtro ideológico. El golpe de Estado es golpe de Estado sin importar de dónde vengan”.

Cabe destacar que el lunes, el presidente de la Nación indicó a los periodistas de Casa Rosada que “todos estamos preocupados por Bolivia”, aunque no quiso dar un calificativo sobre la crisis política y social que vive el país sudamericano.

La posible salida de Bolivia

En diálogo con La Red, Malcorra consideró que una posible herramienta para superar el estallido social en Bolivia “es armarse un grupo de personas respetadas” para encontrar una solución pacífica. “Excancilleres, intelectuales, todos ellos pueden trabajar de buenos oficios para devolverle la paz”, aseguró.

Además, de no haber una convocatoria a elecciones de manera inmediata, la ex canciller comentó que “a Bolivia se le podría aplicar la cláusula democrática en la OEA y en el Mercosur”.

El contrapunto con Faurie

La grieta entre Faurie y Malcorra es bien marcada. El lunes por la mañana, en conferencia de prensa, Faurie describió como “un impasse” la situación en Bolivia y aseguró que “no están los elementos para definir esto como un golpe de Estado”. “Las Fuerzas Armadas no han asumido el poder”.

Veinticuatro horas después, el canciller mantuvo su posición. “No hubo una carátula de golpe de Estado”, expresó Faurie a La Red.  Y aseguró que el comando militar “le sugirió” al presidente Evo Morales que renuncie a su cargo. El lunes por la noche, el jefe de las FF.AA Williams Kaliman decidió ejecutar “tareas conjuntas” con la policía de Bolivia en las calles de las principales ciudades.