Lousteau, Mariu y el sueño presidencial: entierra Larreta las diferencias y apunta alto

El ex embajador argentino ante los Estados Unidos asoma como el primer foco de tormenta para el alcalde porteño. La sombra de Vidal y Peña de fondo, con el objetivo colectivo del 45%
El Canciller - Comentarios

El máximo objetivo político de Horacio Rodríguez Larreta es ser Presidente. Lo saben propios y ajenos. Pero es prácticamente imposible que eso suceda antes del 2023, ya que lo más probable es que Mauricio Macri vaya por la reelección. Sin embargo, para quedar en carrera como un “presidenciable” debe sortear varios obstáculos: una hipotética interna con Lousteau y lograr un perfil más alto con la sombra de María Eugenia Vidal y Marcos Peña en la carrera por llegar a Balcarce 50. La supervivencia más allá del 2019, el principal a corto plazo.

Si bien hoy se mostraron juntos por segunda vez en cuatro días, la relación con el presidente Mauricio Macri atraviesa una fase compleja: Larreta teme que la incorporación del ex embajador de Estados Unidos, Martín Lousteau signifique su acabose político. Tiene motivos para pensarlo: en el 2015, el actual jefe de Gobierno se impuso ante el economista por sólo tres puntos y casi avería seriamente las chances presidenciales del líder de Cambiemos. Casi pierde. El 50% que obtuvo Elisa “Lilita” Carrió en Cambiemos no lo creen del todo firme “propio” y desde Balcarce 50 con la incorporación -del ahora- radical “nacionalizarían” la elección en la búsqueda de una mayor tracción de votos.

Según adelantó elCanciller.com, Larreta se convirtió en la “referencia” de Carrió. De una forma inesperada, la líder de la Coalición Cívica (CC), terminó más cerca del jefe de Gobierno que del mismo Presidente. “Lilita”, a través de sus voceros, (ya que no aparece desde el año pasado en público) ya desechó la incorporación del ex ministro de Economía del kirchnerismo a la discusión en la ciudad. Larreta es el último dique de contención que evita que desembarque el sello Cambiemos en Capital Federal.

El enemigo interno

No es el único frente de tormenta para el alcalde porteño. Este contrapunto que transita con Macri tiene una herida mucho más profunda, con vistas a en la carrera presidencial del 2023. Allí asoman dos pesos pesados dentro del armado macrista: la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

45, el número mágico

Macri irá por la reelección. Eso ya lo tienen en claro dentro de Cambiemos. Vidal y Larreta también. En octubre llegó al 40. Por eso, en pos de llegar a ese porcentaje, el Presidente debe equilibrar entre las apetencias personales y la dinámica de poder que se generó entre las figuras estelares del corazón PRO.