La reunión de Basterra con la Mesa de Enlace, ante la ¿amenaza? de un paro general

El ministro deberá calmar a las entidades rurales ante la suba en el porcentaje de las retenciones que diagramó el Ejecutivo.
El Canciller - Comentarios

Este martes Luis Basterra vuelve a abrir las puertas del Ministerio de Agricultura para recibir a la Mesa de Enlace. El ministro tratará, una vez más, de calmar las aguas en el sector rural, aún molesta por el ¿próximo? aumento de retenciones.

Las expectativas del campo estaban puestas en el discurso de Alberto Fernández ante el Congreso. Allí esperaban no tener la confirmación de lo que pareciera ser un hecho: una suba del 3% a la alícuota actual para la exportación de soja, trigo y maíz. De confirmarse esa resolución, prevista en la Ley de Emergencia votada en el Congreso, las retenciones llegarían al 33% para los porotos de soja.

Si bien el Presidente no lo dijo directamente, sí ratificó su plan de acción en estos meses, que incluye la suba de la alícuota. Ni bien terminó de hablar, en San Nicolás,  alrededor de 100 productores/dirigentes rurales de la Provincia de Buenos Aires determinaron -al costado de la ruta 9- pedirle a la Mesa de Enlace un paro “por 15 días”, en caso de decretarse la actualización fiscal.

Habrá que ver si con esa exigencia llegará la Mesa de Enlace llegará al Ministerio ubicado en la avenida Paseo Colón. En las cuatro entidades aún persiste la idea de “traición” de la semana pasada, cuando el ministro los citó para una reunión y un día antes el Gobierno cerró el Registro de Ventas al Exterior. Como contrapartida, tras la reunión, el campo se había garantizado que no habría sorpresas en el Boletín Oficial hasta la reunión de este martes.

Mesa de Enlace Basterra
Los representantes de la Mesa de Enlacen, en la última reunión con Basterra, la semana pasada

El “equilibrio” de Basterra

El ministro hace equilibro con mucho peso en los dos lados de la balanza. La composición de su cartera es una clara muestra de ello: Fernando Echazarreta, el virtual “viceministro” al estar frente a la Secretaría de Agricultura, viene de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), entidad adherida a Coninagro.

Como contrapeso están Miguel Gómez (Agricultura familiar) y Diana Guillén (Jefatura de Gabinete). El primero viene del Movimiento Evita, con una postura expresa de un reordenamiento de tierras fiscales. Guillen responde al Instituto Patria: en el campo, el recuerdo de Cristina Kirchner sigue siendo negativo.

Con esa difícil tarea, Basterra sabe que en la reunión no podrá cumplir con el pedido del campo. Es que el principal objetivo de la Mesa de Enlace (no autorizar una nueva suba) no entra en consideración para los planes de Martín Guzmán para mejorar las cuentas públicas. Desde Economía calculan que ese 3 por ciento equivaldría a 500 millones de dólares, un monto más que aceptable para mostrarle al Fondo Monetario en su nueva visita al país.

Desde el Ministerio no quieren dar anticipos de la reunión, aunque el rumor que circula es que una de las compensaciones ante esta nueva suba podría ser una rebaja a la exportación de los productos con valor agregado, como la harina de soja. Otra solución podría llegar a ser las retenciones segmentada, un reclamo histórico de la Federación Agraria.