Katopodis inauguró la nueva planta de líquidos cloacales de Gran Resistencia

El ministro de Obras Públicas destacó que permitirá ampliar la cobertura a 400.000 habitantes y que es la primera del país construida con la tecnología sustentable UASB
El Canciller - Comentarios

El ministro de Obras Públicas de la Nación puso en marcha la nueva planta de tratamiento de líquidos cloacales de Gran Resistencia, en la provincia de Chaco, que permitirá ampliar la cobertura de la red para beneficiar a 400.000 habitantes del área metropolitana.

El funcionario, quien recorrió la planta junto a Santiago Cafiero, destacó que “es una prioridad del Gobierno llevar a todo el país agua y cloacas, con el desarrollo de tecnología sustentable, para cuidar la salud” de la población.

Katopodis, en el acto en el que también estuvo el gobernador Jorge Capitanich, continuó: “Esta obra y las más de 1.300 que están en ejecución significan el compromiso de un presidente como Alberto Fernández, que duplicó los recursos en infraestructura para cuidar el empleo”.


Por su parte, el jefe de Gabinete expresó que “siempre da gusto trabajar con Capitanich, porque (el mandatario provincial) sabe lo que necesita su gente, y lo que hay que hacer para cambiar la vida de los chaqueños y chaqueñas”.

Cafiero agregó: “Esta obra se tendría que haber terminado en 2017; se ralentizó en un momento y se detiene, y eso son cuatro años perdidos para la sanidad de Resistencia, de los partidos que las componen y para todos sus vecinos y vecinos”.

Capitanich, a su turno, sostuvo: “Hoy los chaqueños y chaqueñas sentimos orgullo de haber podido construir esta obra, concebida con la última tecnología de punta, y estamos comprometidos en la lucha a favor de un ambiente sano y salud para todos y todas”.
Y finalizó: “Los sueños de un pueblo y de una comunidad se cumplen y eso nos llena de orgullo”.

Ventajas de la nueva planta

La obra, que se reactivó en noviembre de 2020 luego de haber estado paralizada, permitirá el tratamiento de los efluentes cloacales del área metropolitana del Gran Resistencia, donde actualmente son volcados sin cumplir con requisitos ambientales, para garantizar las condiciones sanitarias del entorno.

Se trata de la primera planta del país construida mediante la tecnología de Reactores Anaeróbicos de Flujo Ascendente (UASB, por su sigla en inglés), que requiere entre 6 y 10 veces menos superficie respecto de otras tecnologías.

Entre las principales ventajas de este sistema, se destacan la alta reducción de la demanda biológica de oxígeno para mejorar la calidad del agua residual que se vuelca luego del procesamiento, soportar altas tasas de carga hidráulica y orgánica, disminuir la producción de lodo y producir biogás sin necesidad de obras accesorias.


También participaron en el acto la secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, Silvina Batakis; la vicegobernadora de Chaco, Analía Rach Quiroga; los senadores nacionales Antonio Rodas, Víctor Zimmermann y María Inés Pilatti Vergara; la jefa de Asesores de la Jefatura de Gabinete de Ministros, Luciana Tito; y los intendentes del Gran Resistencia Gustavo Martínez (Resistencia), Magda Ayala (Barranqueras), Víctor Rea (Puerto Vilelas) y Patricia Rodas (Fontana).