Guiño al Gobierno y presión a los bonistas: el informe del FMI tras su estadía en la Argentina

Luego de examinar la situación económica y financiera del país, el organismo que dirige Kristalina Georgieva avaló una quita de capital a los acreedores privados.
El Canciller - Comentarios
@luis Alejandro Prima una supuesta empatía...

Mientras Martín Guzmán visitaba a Alberto Fernández en la Casa Rosada, luego de una semana de conversaciones con los técnicos del Fondo Monetario Internacional, la misión de la entidad monetaria emitía un comunicado que llevó calma hacia la Casa de Gobierno. Tras auditar las cuentas públicas, el organismo multilateral de crédito consideró que la deuda argentina no es sostenible y les pidió a los bonistas privados que hagan “una contribución apreciable”.

El informe va en línea con el pedido que realizó hace dos semanas Cristina Kirchner, en Cuba, cuando solicitó una quita de capital en la renegociación de la deuda por juzgar que el FMI incumplió su estatuto en el préstamo que le otorgó al gobierno de Mauricio Macri.

“Nuestra visión es que el superávit primario que se necesitaría para reducir la deuda pública y las necesidades de financiamiento bruto a niveles consistentes, con un riesgo de refinanciamiento manejable y un crecimiento del producto potencial satisfactorio no es económicamente ni políticamente factible”, indica el texto.

“En consecuencia, se requiere de una operación de deuda definitiva, que genere una contribución apreciable de los acreedores privados, para ayudar a restaurar la sostenibilidad de la deuda con una alta probabilidad. El personal del FMI hizo hincapié en la importancia de continuar un proceso colaborativo con los acreedores privados para maximizar su participación en la eventual operación de deuda”, agrega.

Foto NA

El comunicado también refleja un duro análisis del organismo sobre la gestión de Mauricio Macri, en una suerte de justificación de su veredicto final.

“Desde julio de 2019, el peso se ha depreciado en más del 40%, el riesgo soberano ha aumentado cerca de 1100 puntos básicos, las reservas internacionales han disminuido alrededor de US$ 20 mil millones y el PBI real se ha contraído más de lo que había sido proyectado. Como resultado, la deuda pública bruta aumentó a cerca de 90 por ciento del PIB a fines de 2019, 13 puntos porcentuales más que la proyección en el momento de la Cuarta Revisión”, sostiene.

El informe sobre la situación económica y financiera nacional emerge dos días antes de una nueva reunión entre Guzmán y la directora del Fondo, Kristalina Georgieva. El encuentro será en Arabia Saudita, este fin de semana, en el marco del cónclave de ministros de Finanzas del G20.

Será la segunda cumbre en dos semanas entre la titular del organismo y el discípulo de Joseph Stiglitz, luego del encuentro que mantuvieron en El Vaticano. Desde Economía subrayan que el cónclave no será sólo una foto oficial, sino que allí se buscarán “afinar” detalles sobre la renegociación.

Te recomendamos leer

Guzmán fijó el 31 de marzo como fecha límite para publicar los acuerdos con el Fondo y los acreedores privados. Desde las oficinas de Washington también ponen expectativas en la cumbre de Arabia Saudita, ya que esta vez, el FMI contará con los números que recopiló la misión técnica en Buenos Aires.

“En el contexto de la próxima reunión de Ministros de Finanzas del G20, la Directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva, se reunirá con el Ministro de Economía, Martín Guzmán, a efectos de definir los próximos pasos de la relación entre el FMI y la República Argentina”, cerró el comunicado del Fondo.