Falleció Pino Solanas, destacado cineasta y un político comprometido con su tiempo

Su larga trayectoria en la cultura y la política lo condujo a convertirse en embajador ante la UNESCO este año. Falleció en París de coronavirus.
El Canciller - Comentarios

Fernando Ezequiel “Pino” Solanas murió a los 84 años de COVID-19. El embajador argentino ante la UNESCO estuvo internado por la enfermedad durante más de dos semanas en París. El cineasta, ex diputado nacional, ex senador y líder de la agrupación Proyecto Sur que integra el Frente de Todos transformó el cine político en el país con producciones como “La Hora de los Hornos” o “Memorias del Saqueo”. Solanas se destacó por una obra comprometida con la situación del país desde una mirada militante.

[email protected] sigo en terapia intensiva. Mi estado es delicado y estoy bien atendido. Sigo resistiendo. Con mi mujer, Angela, que también se encuentra internada, queremos agradecer los apoyos a todos. No dejen de cuidarse”, escribió en su cuenta de Twitter el pasado 21 de octubre. Ese fue su último mensaje.

La última actividad que compartió en la redes sociales fue que se había reunido con el papa Francisco el cinco de octubre. “Para informarle sobre los proyectos y eventos que he programado sobre el cambio climático y los derechos de la Madre Tierra”. Su activismo a favor del cuidado del medio ambiente y la ampliación de derechos hizo que sea hoy recordado por referentes de la política, de la cultura y de la sociedad en general. 

Destacado orador, sus discursos en el Congreso son recordados por quienes lo despiden. “El goooce, señora presidenta. El goce es un derecho humano fundamental”, expresó desde su banca de senador nacional por la Ciudad en favor del aborto legal cuando se trataba el proyecto y su intervención se ganó el corazón de la marea verde.

Siempre identificado como “un peronista de Perón”, sostuvo diferentes alianzas a través del tiempo: el Frente Sur con Chacho Álvarez, Proyecto Sur, un frente con Elisa Carrió y finalmente dentro del Frente de Todos. Firme opositor al menemismo y su política de privatizaciones, en 1991 sufrió un atentado de seis disparos por su rechazo a “la entrega” de YPF.

Con una relación conflictiva con el kirchnerismo durante sus años de gobierno, cuando Mauricio Macri se convirtió en presidente se terminó por integrar a la coalición encabezada por Alberto y Cristina, binomio que respaldó en las elecciones.

Por un pedido del mandatario, no asumió su banca como diputado por la Ciudad y asumió como embajador ante la UNESCO. Se mudó a París y allí contrajo el coronavirus.

El cineasta convocado por Perón

Hizo “La hora de los Hornos”, junto a Octavio Getino, a mediados de los ’70 durante la dictadura de Juan Carlos Onganía. La proyectó en villas, sindicatos, obras en construcción, parroquias, unidades básicas y casas particulares durante cinco años por la censura. Se consagró como la película más vista en la clandestinidad de toda la historia argentina.

La película atrajo la atención de Juan Domingo Perón, quien convocó a ambos directores a Puerta de Hierro, donde permaneció durante su exilio en Madrid. Allí surgieron los testimonios de La Revolución Justicialista y Actualización Política y Doctrinaria para la toma del Poder, ambas de 1971.

Solanas y Perón. Foto NA

Después del golpe de Estado de 1976, el cineasta escapó a España, para luego terminar exiliado en Francia, porque lo querían secuestrar la Marina. Con la vuelta de la democracia, su trabajo es reconocido en Venecia y La Habana por El Exilio de Gardel (1985). Además fue elegido mejor director en el Festival de Cannes por Sur (1988), donde reunió a Fito Páez con Roberto Goyeneche.