Entre incondicionales y las manos en el fuego: visitan Aníbal y Pichetto a De Vido en Marcos Paz

El ex jefe de Gabinete, que acentúa la escisión del peronismo, y el jefe del bloque de Senadores, del PJ, quien ulula entre las distintas fuerzas, visitaron hoy al ex ministro de Planificación.
El Canciller - Comentarios

El jefe del bloque de senadores del PJ, Miguel Angel Pichetto, y el ex jefe de Gabinete kirchnerista Aníbal Fernández, fueron este lunes a visitar al ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido. El ex funcionario se encuentra detenido en el Complejo Penitenciario Federal de Marcos Paz.

El desafuero y la posterior detención de De Vido tuvieron como consecuencia algo que parecía imposible: dividir aún más al peronismo. Desde el momento que la expresidente Cristina Fernández de Kirchner comentó que “no pondría las manos en el fuego” por el ex ministro, la escisión de Aníbal Fernández se hizo evidente.

El incondicional de De Vido


Si bien el ex jefe de Gabinete ratificó que Cristina Kirchner continúa siendo la única fuerza opositora capaz de hacer frente al oficialismo de Cambiemos -ultra cómodo con esta situación del PJ-, enfatizó en que no se irá del peronismo, pero que tiene cosas por decir

“Yo de este palo no me voy, pero tengo cosas por decir”

En ese sentido, la semana pasada, Aníbal publicó una carta a la que De Vido adhirió sin concesiones a través de su cuenta de Twitter, que actualmente es manejada por su grupo familiar. Mientras tanto, la expresidente se ampara en el silencio de un partido que implosiona.

La visita de Pichetto


El presidente del bloque del PJ en el Senado ya había avisado la semana pasada que iría a vistar a De Vido. “Voy a ir a visitar a Julio De Vido. La gente que está en la cárcel está en una situación de desgracia y uno tiene que tener una mirada de solidaridad y mantener actitudes”, había adelantado Pichetto.

“Voy a ir a visitar a Julio De Vido. La gente que está en la cárcel está en una situación de desgracia y uno tiene que tener una mirada de solidaridad y mantener actitudes”

Además, Pichetto también había marcado un contrastre con la ex mandataria. “De Vido fue un hombre que estuvo 30 años al lado de Néstor y Cristina, merecía como mínimo el beneficio de la duda por parte de la ex presidenta“, había asegurado.

Al ser consultado sobre por qué Cristina no había salido a respaldar a De Vido, el senador fue terminante. “Es mejor borrarse y no dar la cara”, concluyó.