El Círculo Rojo y el plan del Gobierno para acorralar a Moyano

El Canciller - Comentarios

El 14-J captó la centralidad de la agenda política. El Gobierno, ante el anunció de paro general que el camionero, Hugo Moyano, lanzó ayer, salió en busca de un acuerdo urgente con los líderes de la CGT con el objetivo de aislar al líder sindical y que su plan no tome más grosor. Los rumores hasta hace un puñado de horas eran que hoy, la central obrera sellaría la fecha de la huelga general para el 14, pero todo cambió.

Por otro lado, el ala política del gobierno está en proceso de construcción de puentes con el jefe de los senadores peronistas, Miguel Ángel Pichetto. Según trascendió, Horacio Rodríguez Larreta junto a la gobernadora María Eugenia Vidal mantuvieron una reunión en pos de llegar a un acuerdo de gobernabilidad, tras el veto por la ley de tarifas, y todo parecería volver a la normalidad.

El Círculo Rojo se encuentra a la expectativa de lo que puede llegar a pasar. El periodista Carlos Pagni plantó la idea en el diario La Nación sobre la posible oferta que le hará el Gobierno hoy a la CGT. “El objetivo inicial de la entrevista será explicar a los gremialistas que el programa fiscal tendrá ‘un enfoque particular en la protección de los más vulnerables’, como señaló el comunicado del Fondo el lunes pasado. Anoche, reunido con sus colaboradores en Olivos, el Presidente se preparaba para que el anuncio se realice hoy por la tarde”.

Además sumó que la oferta será: “Acordar una actualización expeditiva de las paritarias que se cerraron con mejoras del 15%. Se agregarían 5 o 6 puntos, sin modificar las cláusulas de revisión”.

“La pelota la tiene el Gobierno, ellos se metieron solos en esta encrucijada económica”, dijo Juan Carlos Shmid

Por otro lado, el periodista contó que el objetivo del Gobierno es correr a Moyano porque “obstruye la cooperación del sindicalismo”. En la Casa Rosada saben que el líder camionero está volviendo al viejo edificio de Azopardo 802 a través de su hijo Pablo.  Con la excusa del aumento del 27% Moyano presiona para el paro general mientras que, según Pagni, los popes de la CGT sospechan que está semana “Moyano podría recibir desagradables novedades judiciales antes del fin de semana. No se sabe si en la causa en la que lo investiga el juez Alejandro Sánchez Freytes, por la compra irregular de propiedades en Córdoba; o la que le sigue Luis Armella, por presunto lavado de dinero en Independiente. La imagen es todavía fantasiosa: el entendimiento con el Fondo coronado con la cárcel del principal sindicalista. ¿Necesitan más señales los mercados?”.

Ayer, Moyano en Ezeiza pareció estar al tanto de esto y les respondió: “Acá estoy. Si me quieren meter en cana, vengan y llévenme”.

En este contexto, la línea sindical dialoguista camina sobre un vértice en la que no quiere que se la agrupe con Moyano y tampoco como un ayudante más del gabinete.

El Presidente, según Pagni, no confía en “las mesas con sindicalistas y empresario. Confía en el cheque con el FMI”. Y remató: “Son comportamientos previsibles. Cuando, en 1999, consiguió la reelección en Boca con el 84% de los votos, modificó los estatutos y eliminó a la minoría de la conducción. La vieja escuela de Socma. El estilo Franco Macri.