La reactivación de la economía durante los meses de la campaña electoral es una de las apuestas claves del Gobierno nacional para buscar la reelección del presidente Mauricio Macri y de la gobernadora María Eugenia Vidal. El oficialismo busca llegar a octubre con la industria mostrando crecimiento mes a mes, la construcción de obra pública en auge y un paquete de medidas para levantar a la golpeada industria automotriz.

Si bien si se compara con el 2018, la industria argentina tuvo una caída del 8,8 por ciento interanual y la mayor relevancia estuvo en el sector automotriz. Ahora, si el indicador se mira mes a mes, se ve un crecimiento de 2,3% de abril respecto a marzo. Esto se explica porque desde el Gobierno nacional se están anunciando un paquete de medidas para reactivar la industria, el consumo y, en particular, la construcción.

Obra pública en auge

A pesar de que la industria cayó 8,8% interanual, los números del empleo registrado en la construcción mostraron un incremento considerable. En diciembre de 2018 los trabajos registrados en ese rubro eran inferiores a 430 mil. Apenas cuatro meses más tarde, el número alcanza los 450 mil.

Automotrices, construcción y consumo: las claves de la primavera electoral a la que apuesta Macri

El rebote económico que ensaya el Gobierno está sustentado en la obra pública. En particular, dentro del rubro, las inversiones más cuantiosas son en obras viales y de pavimentación, seguidas por viviendas y cloacas.

Automotrices, construcción y consumo: las claves de la primavera electoral a la que apuesta Macri

Sector automotriz

En rigor, las automotrices comenzaron a difundir este jueves los descuentos que aplicarán en el marco del plan para estimular la compra de 0 kilómetro, que en muchos casos son superiores a los 90 mil pesos que había anticipado el Gobierno. Por ejemplo, la empresa Volkswagen se sumó al "Plan Junio 0 km", con descuentos de hasta 232.300 pesos (para el modelo Suran Cross) y la posibilidad de empezar a pagarlo en primavera. El incentivo que lanzó el Gobierno tiene vigencia entre el 5 y el 30 de junio. La automotriz alemana difundió una opción de financiación ofreciendo la posibilidad al cliente de adquirir el auto en junio y comenzar a pagarlo en septiembre, pudiéndose financiar hasta 300 mil pesos. Además, agregó descuentos especiales de hasta 150 mil pesos para el modelo Amarok y de hasta 135 mil pesos en el modelo Saveiro.

El empujón a las automotrices está asociado, además, a la búsqueda del oficialismo de mejorar sus niveles de adhesión electoral en territorios claves, como Córdoba y el cordón industrial de la provincia de Buenos Aires. Cuando se mira la aceptación del Gobierno en los diferentes niveles socioeconómicos, se infiere que la clase media y media baja es la que más ha sufrido la política económica y la que más cambió sus intenciones de votación en los últimos meses. 

Según había anticipado el Poder Ejecutivo, esos descuentos iban a ser de 50 mil para aquellos vehículos cuyo precio de venta sea igual o inferior a 750 mil pesos, y de 90 mil pesos para aquellos cuyo precio sea superior, quedando excluidos los alcanzados por impuestos internos. Las bonificaciones se aplicarán exclusivamente a las operaciones de venta de contado o financiadas y pueden ser acumulables con otras promociones que ofrecen las terminales y no regirán para los automóviles adjudicados por planes de ahorro previo.

Otros alicientes

En paralelo a la obra pública y el empujón a las automotrices, el oficialismo impulsó una renovación del plan Ahora 12 para reactivar el consumo, una serie de créditos de bajo monto para la compra de electrodomésticos, medidas que se complementan con el congelamiento tarifario que regirá hasta octubre y el plan de los Precios Esenciales.