La última rueda del 2018 trae un poco de optimismo. Los precios mundiales de las acciones y materias primas suben. La clave internacional respecto al año próximo es cómo se desarrollará la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

La bolsa porteña cerró en terreno positivo un año para el olvido, al ganar este viernes un 2,6% en medio de ajustes de posiciones, con los bonos rebotando con fuerza y el riesgo país retrocediendo algunas posiciones, aunque todavía por encima de los 800 puntos. El descontrol del RP es la principal oposición política del Gobierno.

Medido en dólares, el principal índice de BYMA se hundió casi 50%, el peor desempeño desde 2008. Los mercados locales permanecerán cerrados lunes y martes, por la celebración de la llegada del 'Año Nuevo' y retomarán la actividad normal el miércoles próximo.