Día Mundial de la Prevención contra el Abuso Infantil: el rol fundamental de la ESI y el aumento de denuncias durante la cuarentena

El 75% de los abusadores es un familiar directo o una persona de confianza del círculo familiar, según datos de la organización Aldeas Infantiles.
El Canciller - Comentarios

Cada 19 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Prevención contra el Abuso Infantil. La fecha busca visibilizar esta problemática que afecta a niñas y niños alrededor del planeta de todas las clases sociales. Para frenar esta práctica cobra un papel trascendental la educación sexual integral (ESI) en las escuelas.

A nivel mundial, una de cada cinco mujeres y uno de cada 15 varones sufrieron abusos sexuales durante su infancia. El 75% de los abusadores es un familiar directo o una persona de confianza del círculo familiar, según datos de la organización Aldeas Infantiles.

Más del 30% de la población argentina tiene menos de 18 años y de ella, el 20% vive por debajo del umbral de pobreza. Esto llega a que 17.000 niños vivan sin sus padres en hogares o en centros de acogida de menores. Ellos son las principales víctimas de abusos sexuales y de violencia, según Unicef y la Encuesta permanente de Hogares.

El Ministerio Público Tutelar porteño registró durante la cuarentena, un aumento del 25% de denuncias de situaciones de violencia, realizadas por niñas, niños y adolescentes, a través de las líneas de acceso a la justicia. A su vez, los llamados a la línea nacional 137 por violencias intrafamiliares y/o sexuales aumentaron un 20% en el aislamiento, respecto al mismo período de 2019.

Desde la modificación del artículo 72 del Código Penal, el abuso constituye un delito de acción pública. Esto le permite al Ministerio Público Fiscal instar la acción sin necesidad de que la víctima (o sus tutores) se presente ante la Justicia para denunciar. 

Las campañas de prevención y la información son fundamentales a la hora de evitar los abusos durante la infancia. Por eso, la ESI juega un papel transcendental.

La clave: implementar la ESI

El 80% de los menores que denuncian se dieron cuenta por primera vez de que eran víctimas de este delito en la escuela, cuando en las clases de educación sexual integral (ESI) les explicaron qué no podían hacerles en relación a su cuerpo. El dato surge del último informe del Ministerio Público Tutelar (MPT) porteño sobre la problemática, realizado durante el 2019.

El organismo toma declaración a menores en procesos judiciales contra la integridad sexual. En base a sus causas registró que es mayor la cantidad de denuncias procedentes de escuelas públicas que de privadas.

Esto no implica que haya más abusos entre los alumnos de las primeras, sino que reciben más educación sexual integral y mayor acompañamiento para denunciar. A diferencia de los colegios privados que puede que “cuiden” la imagen de la familia, la institución educativa o hasta del agresor.

La importancia de la aplicación de la ESI en las escuelas. Foto NA: AG SAN LUIS

Desde 2006, la ESI es obligatoria por la ley 26.150, pero algunas escuelas y padres se niegan a que se enseñe, en especial en colegios católicos. La última prueba Aprender arrojó que más del 90% de los alumnos de primaria asistieron en 2018 a alguna clase sobre cuidado del cuerpo, pero menos de la mitad recibió información sobre cómo evitar abusos sexuales y prevenir embarazos y enfermedades.

Te recomendamos leer

Argentina con insuficiente abordaje del abuso infantil

Un ranking analizó la capacidad de respuesta de 40 países del mundo al abuso y la explotación sexual contra menores de edad. En el puesto 35 se ubica Argentina, de esa manera, quedó en el peor puesto entre los países americanos y detrás de algunos africanos.

En los primeros lugares del ranking está el Reino Unido, Suecia, Canadá y Australia. Los datos surgen del programa de investigación “Fuera de las sombras: arrojando luz sobre la respuesta al abuso y la explotación sexual infantil”, realizado por la Unidad de Inteligencia de The Economist.

Argentina debe mejorar en el abordaje del abuso infantil

El índice muestra cómo cada país responde al problema y destaca en qué áreas necesita mejorar para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Los mismos incluyen terminar con toda forma de violencia hacia los niños para 2030.

De Argentina se destacó que hay una línea telefónica especial para denunciar casos de abuso y explotación sexual infantil. A su vez, el informe hace hincapié en que las personas que trabajan con niños en el área de la ley, la salud y la educación cuentan con indicaciones sobre cómo apoyar y tratar a las víctimas.

Vías para denunciar

  • Línea137: es una línea nacional, gratuita y atienden las 24 horas, los 365 días. Depende del Ministerio de Justicia y DDHH de la Nación.
  • 0800 12 ASESORÍA (27376) o al WhatsApp 15 7037 7037/ 15 3637 3727. Depende del Ministerio Público Tutelar porteño.