Día del maestro: cómo trabajan San Juan, Catamarca y Formosa, las tres provincias con clases presenciales

En homenaje a Domingo Faustino Sarmiento, "el padre del aula", se vive un festejo a distancia. Las tres provincias que ya volvieron a las aulas.
El Canciller - Comentarios

Un día del maestro distinto a cualquier otro. Sin festejos en las escuelas, la pandemia torció por completo el trabajo de los educadores, que tuvieron que amoldarse -de golpe- a la modalidad virtual. Un año sin calificaciones para evaluar aprendizajes y con las dificultades de conectividad que afectan a una gran parte de los estudiantes del país.

Las tres provincias con clases presenciales

1. San Juan

El 10 de agosto, San Juan se convirtió en la primera provincia en retomar las clases presenciales, a través del uso de un un protocolo especial y un sistema bimodal (contempla la educación remota y la presencial). 10.500 alumnos de zonas rurales, en 14 de los 19 departamentos provinciales, volvieron a las aulas.

La provincia no incluyó la reapertura de los jardines de infantes. 

Sin embargo, en el departamento sanjuanino de Caucete suspendieron momentáneamente las clases presenciales por cuatro casos positivos de coronavirus, ya que volvió a fase 1. La medida se replicó, de manera preventiva, en 25 de Mayo, 9 de Julio y San Martín por los vínculos que tienen los habitantes de esas localidades vecinas con Caucete.

Las primeras cifras indicaron que hubo el 70,46% de asistencia, con números más altos en las escuelas privadas que en las públicas.

“Es el primer protocolo que presenta una provincia y que no solo respeta lo acordado a nivel nacional, sino que suma componentes de la realidad local. Para respetar el distanciamiento se establece que no todos los chicos pueden ir todos los días a la escuela”, contó Trotta en una entrevista a Diario de Cuyo sobre la situación de San Juan.

2. Formosa

También en las zonas rurales de Formosa regresaron las clases presenciales en 10 de las 19 delegaciones de la provincia. La reapertura abarcó a 408 instituciones educativas y más de 8.800 estudiantes de todos los niveles y con asistencia voluntaria.

El Ministerio de Educación acordó con los gobernadores un protocolo con medidas sanitarias de base que todos deben respetar, después cada provincia puede hacer cambios, los cuales debe aprobar Nación.

La asistencia de los alumnos es semipresencial. Deben usar tapabocas, respetar el distanciamiento y las medidas de higiene. Cada grupo asiste a las aulas dos días de forma intercalada y una quinta jornada queda para las tareas integradoras de los educadores.

3. Catamarca

La vuelta a clases en Catamarca arrancó de forma escalonada. Comenzaron los alumnos de sexto año de educación primaria y secundaria de las zonas rurales y luego los últimos ciclos de la educación para adultos.

El ministerio de educación provincial informó que hasta el 31 de agosto, casi 15.000 alumnos se reintegran a las escuelas. El criterio utilizado se llama “burbuja comunitaria”. La estrategia limita el regreso a las clases presenciales sólo a los docentes y alumnos que están en la provincia, así se evita la circulación de personas con las provincias limítrofes.

Las clases tienen un horario reducido, de tres horas por turno, y serán bimodales. Solo en los casos necesarios, los grados se dividen en dos grupos, los cuales se alternan con el objetivo de mantener la distancia entre los bancos.

Los números en todo el país

Plataformas

El celular es el medio de comunicación más usado en los niveles inicial, primario y secundario, tanto para la comunicación entre alumnos y docentes vía WhatsApp como para realizar llamadas.

Otra manera de comunicarse destacada son las plataformas educativas como Google Classroom y Moodle, según detalló el 59% de los docentes encuestados en el informe preliminar de la Evaluación Nacional del proceso de continuidad pedagógica a educadores.

WhatsApp: la app elegida para comunicarse entre docentes y alumnos.

El trabajo analiza la respuesta del sistema educativo argentino en el contexto de la pandemia. Se encuestaron a  21.471 docentes de escuelas de todo el país: 2.137 de jardín de infantes, 10.217 de primario y 9.117 de secundario.

Conectividad

9 de cada 10 docentes señaló que su trabajo aumentó en la cuarentena. Esto responde a que les lleva mayor trabajo elaborar las clases de manera remota. Hasta el momento, solo el 7% no pudo adecuar sus propuestas de enseñanza a la nueva modalidad.

La conectividad y el equipamiento tecnológico son las principales dificultades de los alumnos para seguir la propuesta educativa durante la pandemia.

Otra de las cuestiones que complejizan enseñar a distancia son las dificultades socioeconómicas de los hogares de sus estudiantes, según la visión del 56% de los docentes que participaron de la encuesta. También el informe visibilizó que sólo un tercio de los docentes tiene una computadora que puede usar de manera exclusiva.

El 37% de los profesores comparte la pc.

Además, al ser no haber clases presenciales, los educadores tienen menos contacto semanal con sus estudiantes. Esto lo manifestó el 24% de los encuestados, aunque la cifra varía según el nivel: inicial (19%), primaria (12%) y secundaria (38%).

En el tramo final de la educación escolar, los docentes tienen menos contacto con los alumnos también cuando son clases presenciales porque enseñan menos horas y hay distintas materias.

Formatos

Por la cuarentena, los docentes sumaron nuevos aliados a la hora de enseñar. Los cuatro recursos más utilizados para cumplir con su tarea fueron:

  • Los podcast y los videos disponibles en la web.
  • Las clases que graban en audio o video.
  • Las actividades o cuadernos preparados para imprimir, copiar y resolver.
  • Los recursos generados por los ministerios de Educación de todo el país.