Cristina Fernández de Kirchner salió a hablar desde su cuenta de Twitter mientras todos los flashes estaban puestos en la votación en la cámara de Diputados que aprobaba el desafuero del ex ministro de Planificación, Julio De Vido.

Sin embargo, lejos de referirse al traslado y detención de su ex funcionario, la senadora electa por Unidad Ciudadana prefirió referirse a cuestiones económicas y políticas del Gobierno nacional. 

“El Banco Mundial estima que alrededor de 28,6 millones de brasileños salieron de la pobreza entre 2004 y 2014”, dijo, hace poco más de tres horas la expresidenta. Y agregó: “Desde el inicio de 2016, los brasileños que viven por debajo del umbral de pobreza aumentaron de 2,5 a 3,6 millones”.

“Una película que ya vimos, también en Argentina. Las recetas de ajuste y las "reformas" que solo nos llevan a más pobreza”, cerró Cristina, haciendo énfasis en la reforma laboral que tiene en mente el Ejecutivo nacional.

La exmandataria, en este sentido, se llamó a silencio en el marco del arresto de uno de los hombres que más poder tenía en el kirchnerismo. Habrá que ver si en los próximos días realiza algún tipo de descargo sobre la detención de Julio De Vido.