De opositor a mano derecha: Alberto Fernández, el asesor de Cristina que quiere acercar a Massa

El Canciller - Comentarios

Alberto Fernández es hoy el principal asesor político de Cristina Kirchner. Fue ladero de Néstor y se alejó del kirchnerismo después de la muerte del expresidente. Se ganó el mote de “traidor” en las conversaciones de la actual senadora pero volvieron a unirse después de más de un lustro de distancia. Acompañó a Sergio Massa y a Florencio Randazzo pero perdió contra la realidad del peronismo: los votos son de Cristina. Consiguió la redención de dirigente de Unidad Ciudadana y hoy le baja el pulgar a cualquier candidato que no sea ella. En busca de la unidad, se sumó a la Comisión de Acción Política del PJ para convencer a los que creen que hay algo más allá de Macri y Cristina.

Eran otros tiempos. Daniel Hadad era dueño de C5N y uno de los principales conductores del canal era Marcelo Longobardi. El conductor de Cada Mañana en radio Mitre entrevistaba al exjefe de gabinete un martes de marzo del 2012. En el diálogo, Fernández no escatimaba con las críticas al gobierno de Cristina, entonces en un momento de estancamiento económico, pero el programa fue “levantado” mientras exponía los excesos del gasto público de los últimos años kirchneristas y sus correspondientes implicancias en el déficit fiscal.

Aunque las encuestas muestran que Roberto Lavagna ostenta una buena imagen para ser candidato a presidente, Fernández es taxativo cuando habla de las posibilidades del economista: “El 65% de la gente no sabe quién es”. El asesor de Cristina asegura que Lavagna tiene mucho prestigio como economista, pero que la política se hace confrontando, discutiendo y convenciendo al electorado de que sos el mejor. Por eso, se burla del pedido del exministro de Economía de evitar internas y conseguir el consenso general para ser el candidato presidencial.

Aunque supo acompañar a Massa, en el presente considera que la estrategia de Alternativa Federal es funcional a Macri. En los cálculos que hace, al espacio de pejotistas alejados de Cristina no le da más de 15 puntos en la elección presidencial. Otro número que mira de cerca es el rechazo al Gobierno, que coloca en 75% del electorado.

Hace un año comenzó con su acercamiento a Cristina y hoy es su principal asesor. A un lado quedaron los reclamos y las disputas entre ambos. Fernández aprovecha su vínculo estrecho con otros peronistas para trabajar la unidad bajo la conducción de Cristina. “Con ella no alcanza, pero sin ella no se puede”, repite en sus diálogos con los dirigentes del PJ que trazan el límite en la exmandataria. Aunque banca la fórmula Cristina-Solá, su principal deseo es reconciliar a la senadora con Sergio Massa.