Correr y la peligrosa obsesión por bajar de peso

Qué hacer y cómo actuar cuando la obsesión por bajar de peso se convierte en el tema principal de la vida del runner.
El Canciller - Comentarios

El ambiente del running no está exento a los trastornos alimenticios. Muchos corredores piensan que si pierden peso correrán más rápido, en parte es cierto, pero no siempre es así. Hablan los especialistas.

“Muchas corredoras quieren pretender tener el cuerpo de las runners africanas. Algo imposible porque la genética es diametralmente opuesta a la nuestra, ellas nacen magras. Además, se busca que el
cuerpo de la mujer se masculinice. Se buscaconseguir una cadera angosta, propia de los hombres. Hay mujeres que tienen una genética privilegiada, pero las que no, piensan como lograrla y una de las opciones es bajar de peso”, cuenta la Lic. en Nutrición Ana Chezzi (MN 2245).

Lic. en Nutrición Ana Chezzi: “Muchas corredoras quieren pretender tener el cuerpo de las runners africanas. Imposible”.

Cuando una persona corre, tiene que transportar su peso durante una determinada cantidad de kilómetros. Obviamente, cuanto menos peso tenga esa persona que transportar, más rápido correrá. Pero hay pesos que vale la pena tener y pesos que no. Si tenes 10kilos de grasa de más, estás llevando una mochila que te hace correr más lento. Ahora bien, los huesos no se pueden modificar. “Si tenes un esqueleto pesado, no hay forma de modificarlo. Y otro lado, está el tema de la masa muscular: cuando comes mal, lo que se pierde es grasa muscular. Y lo que hay que entender es que la masa muscular es un motor, es quien empuja. Se puede perder en brazos, en torso, pero si se pierde masa muscular en piernas, los huesos solos no corren”, sostiene enfáticamente Chezzi, quien además es columnista de Factor Running.

¿Dónde nace todo esto?

Para conocer el origen de estos trastornos, la Lic. en Piscología Valeria Bedrossian (MN 26053), especializada en esta temática, cuenta cómo funciona la mente de quienes sufren estas patologías. “El tema pasa por la imagen mental que cada persona tiene incorporada de sí misma, éste es el tema psicológico principal. Si la persona parte de la premisa que está gorda, implementará una serie de acciones para reducir su peso –apunta Bedrossian-. Cuando eso sucede –es decir, cuando baja de peso-, y como hay una distorsión de su esquema corporal, no le es suficiente. Entonces, continúan con las manipulaciones a nivel dietético. Como hay una distorsión, ya nadie lo puede controlar. Por eso, el foco del trabajo terapéutico tiene que estar puesto ahí”.

Lic. en Piscología Valeria Bedrossian: “El deporte puede ser una puerta de acceso a la salud o a la enfermedad”.

“El deporte puede ser una puerta de acceso a la salud o a la enfermedad. En sí mismo el deporte no es malo, no es nocivo, pero puede activar mecanismos de acuerdo con la estructura que cada persona tenga que lo lleven hacia un lado o hacia el otro. Hay que estar atentos”, concluye la psicóloga. ¡A no perder el foco! Correr debe ser tomado como un momento placentero y no de obsesión. Hoy podemos ver gente corriendo “incomoda” con un exagerado abrigo pensando que están bajando de peso, y lo que está sucediendo es que ¡están perdiendo liquido!. Esto es fruto de la obsesión y no de la cordura. Correr nos hace bien y debe ser placentero hacerlo.

¡Que no decaiga!