"Se violó un reglamento y haremos una protesta formal ante la Conmebol", afirmó Duda Kroeff, vicepresidente del club de Porto Alegre, en declaraciones al sitio Todo Pasión. El reclamo se efectivizará en las próximas 24 horas, que es el plazo que establece el organismo deportivo.

"Hasta anoche creíamos que no podíamos hacerlo, pero ahora sabemos que sí. Durante la mañana se reunirá nuestro departamento legal para presentar la protesta en la Conmebol. Vamos a protestar el partido. Estamos muy enojados y sabemos que a la Conmebol también le molestó mucho”, añadió el dirigente.

"Me tomé el atrevimiento de bajar en el entretiempo y hablar con los jugadores porque creía que lo necesitaban y yo también lo necesitaba. Tal vez incumplí una regla de no entrar al vestuario. Lo reconozco y lo asumo. Pero es indignante no tener la posibilidad y la libertad para poder trabajar", explicó Gallardo sobre su infracción.

"No me importa si por esto me pierdo la final. Si es así, que sea así. Yo me estoy haciendo cargo de algo que creo que es injusto. ¿Está en el reglamento? Bueno, lo acepto. ¿No puedo entrar al campo de juego? Perfecto. Pero yo no me iba a privar de estar con mis jugadores en un momento donde creo que lo necesitábamos”, agregó.

Artículo 76. "El director deportivo/entrenador, cualquier miembro del cuerpo técnico o restantes oficiales, sancionados con la suspensión de sus funciones, podrán presenciar los partidos en los cuales esté vigente su suspensión únicamente desde las gradas. No podrá acceder al vestuario, túnel, banca o área técnica antes ni durante el partido, ni podrá por ningún medio comunicarse con su equipo”.

Además de una multa económica, la Conmebol puede incluir nuevas suspensiones (hasta 24 partidos),  prohibición de ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol, prohibición de acceso a los estadios, retirada de un título o premio o retirada de licencia, habilitación o permisos.

Art. 19, inciso 3. "En el caso de alineación indebida de un jugador se aplicará lo dispuesto en los apartados 1 y 2 del presente artículo únicamente si el equipo contrario interpone una reclamación oficial en el plazo de veinticuatro (24) horas una vez finalizado el encuentro, salvo que aquella se haya producido porque el jugador en cuestión ha incumplido una sanción reglamentaria, decisión u orden de los órganos judiciales. En estos casos, la Unidad Disciplinaria iniciará el procedimiento de oficio".

El apartado uno prevé que el equipo que infrinja esta norma perderá el partido 3-0 y ya fue utilizado en esta edición de la Copa por varios equipos que reclamaron que el contrincante incluyó mal a jugadores suspendidos.

Artículo 56, inciso c. Menciona que un equipo podrá reclamar el resultado de un partido en caso de "cualquier incidente grave…que haya tenido incidencia en el resultado del partido”.