Cinco claves del proyecto de reforma previsional

El Canciller - Comentarios

Comienza a debatirse en la Cámara de Diputados el proyecto de la reforma previsional. El cambio promovido por el Gobierno implica un “ahorro” de más de $100.000 millones sobre las arcas del Estado. El proyecto contempla un cambio en la fórmula de movilidad que impactará en un universo de más de 17 millones de personas. El Senado aprobó a fines de noviembre -con 43 votos positivos, 23 negativos y 3 abstenciones- una fórmula diferente a la que promovió el oficialismo.

Las cinco claves

  • Las jubilaciones se actualizan dos veces año (en marzo y en septiembre). Con el nuevo proyecto se reajustarán cada 3 meses.

  • Con la fórmula actual, sobre un haber jubilatorio de $10.000 le corresponderían $1.200 en marzo del 2018. Con la fórmula que quiere aprobar el oficialismo, el incremento sería de $570. Un 52,5% menos.

  • Con el régimen actual, los hombres se pueden jubilar a los 65 años y las mujeres a los 60. Bajo el nuevo esquema que podría aprobarse, los trabajadores podrán optar por jubilarse a los 70 años y recién entonces los empleadores podrán intimarlos a que se retiren.

  • Con 30 años de aportes efectivos, se aplicará la “garantía del 82%” ¿Qué significa? La relación entre esas variables es de 81,8%: el haber mínimo ($7.246) y al salario mínimo ($8.860). Ante esto, cada vez que aumente el salario mínimo, si la jubilación mínima es inferior al 82%, Anses reajustará los haberes alcanzados por este ítem.

  • El bono “compensatorio”: tras desechar el DNU, el oficialismo “convenció” a los gobernadores peronistas con un haber extrardinario de $750 para los que perciban menos de 10 mil pesos, mientras que para los que no hayan cumplido el requisito de los 30 años de aportes previsionales, será de la mitad: $375.