Caso Alperovich: las causas se tramitarán en CABA y Tucumán (hasta que defina la Corte)

La Cámara Penal tucumana determinó la competencia de CABA y la provincia para investigar la denuncia por abuso sexual contra Alperovich.
El Canciller - Comentarios

Los tribunales de Tucumán y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires deberán investigar en la causa por abuso sexual agravado contra el actual senador José Alperovich. Así, lo determinó la Cámara de Apelaciones en lo Penal en una audiencia pública este martes por la mañana. Para no paralizar las averiguaciones del delito denunciado, el incidente del expediente será enviado a la Corte Suprema de Justicia de la Nación para que determine si la unifica a las dos investigaciones y en qué tribunal tramitará.

Hasta el momento, la Justicia de Tucumán se había declarado incompetente para continuar con el expediente. Luego de la apelación presentada por la defensa del actual senador nacional, la Cámara provincial habilitó la feria y realizó la audiencia pública.

El conflicto de la competencia surge dado que los hechos ocurrieron en ambas jurisdicciones – 5 en CABA y 2 en Tucumán – y la denuncia fue realizada en los dos lugares. A su vez, tanto la denunciante como el denunciado tienen domicilio laboral en CABA.

Por su parte, el fiscal de Cámara Carlos Sale había solicitado que la causa tramite en CABA. El funcionario del Ministerio Público Fiscal se manifestó en contra de la publicidad de la audiencia.

El ex gobernador de la provincia norteña está de licencia en su banca en el Senado desde noviembre. El pedido lo realizó después de que su sobrina amplió la denuncia en la Justicia Federal tucumana.

La víctima (29) es sobrina segunda de Alperovich y trabajó con su tío en la campaña electoral. Antes, había trabajado con la senadora Mirkin, pero a fines de 2017 fue trasladada a realizar funciones al despacho del ex gobernador.

Mirkin denunciada por encubrimiento agravado

En la causa también fue denunciada la senadora nacional Beatriz Mirkin, por encubrimiento agravado. El abogado de la denunciante, Gustavo Morales, manifestó que la joven le había contado a Mirkin sobre los abusos que sufría. Tras esa charla, la senadora le habría pedido que espere hasta después de las elecciones de 2019 para denunciarlo.

La senadora Beatriz Mirkin en su banca del Senado.
Fuente: NA

El Código Penal prevé para el delito de encubrimiento una pena de seis meses a tres años de prisión. Mientras que la escala penal es aumentada al doble de su mínimo y máximo, es decir de un año a seis años, cuando el autor del delito es un funcionario público.