Cafiero, Zannini, Solá, Cabandié: el detrás de escena de la jura de ministros

El Canciller - Comentarios

Bajo un calor agobiante, el Museo del Bicentenario quedó colmado a la espera de la jura de Ministros. Con la firma en el acta de la Nación, quedaba confirmado el Gabinete nacional con la nómina de 21 ministros.

Alberto Fernández se tomó su tiempo para llegar al “subsuelo” de la Casa Rosada. El presidente electo había llegado alrededor de las dos de la tarde a la Casa de Gobierno, acompañado de su pareja, Fabiola Yánez, su hijo Estanislao, sus hermanos y su vocero, Juan Pablo Biondi.

Foto: Frente de Todos.

Luego de los abrazos con el fotógrafo oficial de Gobierno, Víctor Bugge, y los mozos de la Rosada, recibió a las delegaciones de enviados extranjeros, compuestas por los presidentes Mario Abdo Benítez (Paraguay) y Tabaré Vázquez (Uruguay); el vice de Brasil -enviado expresamente por Jair Bolsonaro- Hamilton Mourao; y diplomáticos de distintas naciones. 

Mientras tanto, en la larga fila de invitados para la jura se mezclaban periodistas de todos los medios (con su selectiva pulsera), personajes de la cultura, como Victoria Onetto y Alejandro Dolina, entre otros. No faltaron tampoco dirigentes peronistas, como el próximo embajador de Brasil, Daniel Scioli y el líder de la CGT, Héctor Daer.

Alberto se hizo desear. Luego de una hora y media de demora, el Presidente bajó al Museo. De fondo  se escuchaban los parlantes del festival en Plaza de Mayo.

“Alberto presidente”

Una vez que la locutora presentó al referente del Frente de Todos, el improvisado escenario con los ministros lo recibió con aplausos. “Alberto presidente” fue el grito de bienvenida, tanto de los funcionarios como los invitados a la jura.

El primer funcionario presentado fue, quizás, el más aplaudido: Santiago Cafiero. Desde el fondo del salón, sus compañeros del PJ de San Isidro vitorearon al licenciado en Ciencias Políticas. Cafiero eligió jurar por la Patria.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Foto: Juan Mabromata / AFP.

Otro de los más aplaudidos fue Carlos Zannini, quien estará a cargo de la Procuración del Tesoro. “Olé, olé, Chino, Chino”, fue el grito de gran parte de los dirigentes kirchneristas que aplaudían de pie.

Al turno de la jura de Nicolás Trotta, que comandará la cartera de Educación, desde un sector reducido aplaudieron los sindicalistas docentes. Minutos antes, los gremialistas discutían -con Roberto Baradel a la cabeza- sobre las vacantes porteñas y las paritarias del 2020.

Alberto siguió presentando a sus ministros. Con un estricto protocolo, cada funcionario juró por Dios, por los Santos Evangelios, o por la Patria. En total, fueron 21 ministros y seis secretarios que radicaron su firma en el acta. En el extenso salón, los invitados iban abandonando el Museo antes que termine el acto para no perderse otro plato fuerte de la jornada: el cierre de Fernández y Cristina Kirchner, juntos en el escenario de Plaza de Mayo.

Todos los funcionarios que juraron

Jefe de Gabinete: Santiago Cafiero

Economía: Martín Guzmán

Producción: Matías Kulfas

Relaciones Exteriores: Felipe Solá

Interior: Eduardo “Wado” de Pedro

Desarrollo Social: Daniel Arroyo

Salud: Ginés González García

Defensa: Agustín Rossi

Equidad: Elizabeth Gómez Alcorta

Hábitat: María Eugenia Bielsa

Trabajo: Claudio Moroni

Justicia: Marcela Losardo

Obras Públicas: Gabriel Katopodis

Transporte: Mario Meoni

Educación: Nicolás Trotta

Ciencia: Roberto Salvarezza

Ambiente: Juan Cabandié

Agricultura: Luis Basterra

Cultura: Tristán Bauer

Turismo y Deporte: Matías Lammens

Seguridad: Sabina Frederic

También prestaron juramento los funcionarios Julio Vitobello como Secretario General de la Presidencia; Vilma Ibarra, Secretaria Legal y Técnica; Gustavo Béliz, Secretario de Asuntos Estratégicos, y Carlos Zannini, Procurador del Tesoro de la Nación.

Por último, juraron en sus cargos Carlos Montero como Síndico General de la Nación y Juan Pablo Biondi Scotto, como Secretario de Comunicación y Prensa de la Presidencia.