Apura Hugo Moyano el quinto paro nacional como respuesta al pedido de detención de su hijo Pablo

El Canciller - Comentarios

La guerra entre el Gobierno y el clan Moyano recrudece día a día. A medida que la Justicia acorrala a su familia, Hugo refuerza su posición sindicalista más radical y suma aliados para combatir contra el Gobierno.

Luego de que el fiscal general adjunto de Lomas de Zamora, Sebastián Escalera, pidiera la detención “inmediata” de Pablo Moyano, en el marco de la causa por asociación ilícita que involucra a la barra brava de Independiente, apuró los preparativos para el próximo paro general como respuesta.

Enojado por el avance de la Justicia, el secretario general del gremio de Camioneros vinculó el pedido de Escalera a “un disparate del Gobierno para distraer la atención de la gente de los problemas graves”.

“Está claro que es para tratar de tapar este retroactivo que piden del pago de gas y, como le ha salido mal, buscan estas excusas para distraer a la gente, que la está pasando mal”, sostuvo en diálogo con Radio Mitre.

Y aunque en los próximos días habrá una reunión con el sector empresario en el Ministerio de Trabajo para emparejar el salario a la creciente inflación, Hugo Moyano ya prepara el quinto paro nacional.

Con miras a realizarlo en los primeros días de noviembre y lograr el mayor acatamiento posible, le pidió celeridad a la cúpula de la CGT para que tome “decisiones más rápidas”, utilizando como excusa la crisis social, una mala gestión del Gobierno y sus políticas económicas.

¿Cuánto tiempo más van a esperar? Tienen que hacer un llamado de atención al Gobierno”, le reclamó el patriarca del clan Moyano a Hector Daer y Carlos Acuña.