#31M: el plazo dispuesto por Guzmán y Alberto para ordenar la Economía

Deuda con el Fondo, inflación y coparticipación son los tres temas que el Frente de Todos espera haya avances para mostrar desde el 31 de marzo.
El Canciller - Comentarios

Alberto Fernández marcó el 31 de marzo en su calendario. Su ministro de Economía, Martín Guzmán, hizo lo mismo.

Es que esa fecha es la dispuesta por el Frente de Todos para mostrar los números iniciales de su gestión económica.

“Creo que de acá al 31 de marzo vamos a tener bien claro cómo estamos, porque ahí también vamos a tener resuelto cómo queda la deuda externa”, confirmó Fernández, en su entrevista con El Cohete a la Luna,  sobre el período que espera la Casa Rosada para tener un pantallazo completo de la Economía.

Negociación y demás

El punto central a resolver es la deuda pública. Confirmada la visita del FMI (¿con Joseph Stiglitz?), para ese día se espera que el “reperfilamiento” de las obligaciones con el Fondo esté acordado.

“Estamos trabajando sin pausa para resolver la crisis de deuda pública externa, consecuencia del fracaso de un modelo irresponsable que no funcionó en ningún país del mundo y que nos dejó rehenes de los mercados financieros internacionales”, fue la declaración en Perfil de Guzmán.

Sin embargo, cuando se apagan los micrófonos, los rumores en la cartera de Economía se multiplican: una de las versiones que más fuerza tomó en las últimas horas es que Argentina pedirá un suspensión del pago por los próximos cuatro años.

Con esa premisa, durante la gestión de Fernández no se pagarían ni intereses ni capitales de las obligaciones con el Fondo.

La pelota quedaría en el terreno del FMI, que también tendría que dar piso en la negociación.

Te recomendamos leer

“Nosotros estamos en la situación en la que estamos, esencialmente por culpa del gobierno anterior, pero con un partícipe necesario que se llama Fondo Monetario Internacional. El Fondo tiene responsabilidad en todo lo que ha pasado y todos son conscientes de que la Argentina en la situación en la que está difícilmente pueda cumplir sus obligaciones”, dijo Fernández, con remitente directo para las oficinas del FMI en Washington.

Inflación y coparticipación

Pero los números a mostrar no son sólo de la deuda pública. El Presidente precisó que el último día de marzo también quiere que Guzmán de precisiones sobre las cifras de la situación local. Sobre todo en lo referido a la inflación y la coparticipación para las provincias.

Sobre la primera de las cuestiones, Guzmán espera los resultados del programa de Precios Cuidados (desde Balcarce 50 insisten que también se instale en supermercados chinos) y la suspensión de las tarifas de servicios. Quedaría por resolver las paritarias del 2020.

Además, con el Plan Nacional contra el Hambre, el referente del Frente de Todos espera que sea un aliciente para el consumo interno. “Volcar al consumo 100.000  millones de pesos que no estaban antes, cambia mucho”, aseguró Fernández ante Verbitsky, y agregó que “el otro día el gobernador (de Entre Ríos, Gustavo) Bordet me decía que Concordia era una fiesta. Fue la primera ciudad que recibió el plan alimentario, 35 millones de pesos por mes, me contaba que cambió la fisonomía de la ciudad, porque es mucho dinero que se vuelca de pronto al consumo. Creo que eso va a ayudar mucho a reactivar gran parte de la economía”.

Te recomendamos leer

La coparticipación también es un tema a definir. Luego del desfile de gobernadores y el acuerdo con Horacio Rodríguez Larreta, el Ejecutivo nacional observa los números de las provincias. De acuerdo al portal Letra P, desde el Ministerio del Interior aseguraron que “no hay más dinero y los gobernadores lo saben”, sobre nuevos préstamos.

La decisión podría cambiar a partir del 1 de abril, cuando, justamente, se renegocie la deuda con el Fondo.