$232.000 millones, subsidios y retenciones: el plan de Cambiemos para alcanzar el equilibrio fiscal

El Canciller - Comentarios

Con el trasfondo de la reelección, un objetivo económico imprescindible subyace para el Ejecutivo nacional en el año electoral. Los dólares frescos del Fondo Monetario Internacional que le garantizarán a Cambiemos la gobernabilidad estarán condicionados a que logre reducir el déficit primario a cero. Luego de sobrecumplir la meta fiscal en el año 2018, ¿cuánto deberá recortar el gobierno para satisfacer al organismo multilateral?

Según apunta La Nación, el número se aproxima a los $232.000 millones. Los pilares en los que se apoyará el equipo económico de Mauricio Macri para concretar el petitorio de Washington han sido expuestos en los últimos días, con la rebaja en los subsidios económicos y los consiguientes incrementos en las tarifas públicas, así como el alza en la recaudación de las retenciones a las exportaciones.

Para atrapar la ambiciosa meta, la Casa Rosada delineó en el Presupuesto 2019 una ola de recortes y aumentos de recaudaciones por $300 mil millones, de los cuales un tercio deberán ser absorbidos por las provincias, a las que se les trasladaron varios subsidios importantes, como el del transporte.

Reducción en los subsidios económicos, aumento en la recaudación por las retenciones y recorte en la obra pública son los bastiones de Cambiemos para alcanzar el equilibrio fiscal.

Además, el ministerio de Hacienda que comanda Nicolás Dujovne estipuló una poda del gasto en la obra pública cercano al 0,7% del PBI. Para no cercenar las inversiones en infraestructura en el año en que buscará retener el Sillón de Rivadavia, Macri pretende rescatar el financiamiento de los proyectos de participación pública privada -PPP- con el apoyo de Donald Trump y nuevos préstamos por US$ 6000 millones.

Tras mostrarse como alumno ejemplar en el 2018 y sobrecumplir con el límite del 2,7% establecido por Christine Lagarde -el aumento interanual del 30,2% en los ingresos rebasó al incremento del 22,4% en los gastos-, el gobierno estima que el fuerte ajuste en los subsidios públicos represente una disminución del gasto cercana al 0,5% en el PBI y que la recaudación por las retenciones a las exportaciones equivalga al 1,1%.

En esta línea, el Poder Ejecutivo oficializó mediante el Decreto 1201/2018, publicado en el Boletín Oficial, la reglamentación del cobro de aranceles a la exportación de servicios, que pagarán $4 por dólar. Para morigerar el impacto sobre las PyMEs, quedarán exentas aquellas empresas cuyas ventas sean inferiores a los u$s 600 mil anuales.

La resolución, con la que el Ejecutivo espera recaudar unos $32.000 millones, va en el mismo sentido que aquel que gravó las exportaciones del sector agropecuario, industrial y comercial, que también es de $4 por dólar y debería licuarse en el tiempo al compás de las fluctuaciones del tipo de cambio.

En este escenario, un apartado que no debe soslayarse es el notable incremento de los intereses de deuda, que en el 2018 subieron un 72,9% interanual, representaron el 2,8% del PBI y elevaron el déficit financiero al 5,2% del producto.