Tres horas de incidentes: apura el Gobierno el debate y busca aprobar hoy la reforma previsional

El Canciller - Comentarios

Desde hace más de dos horas que se desataron enfrentamientos entre los manifestantes presentes en la plaza Congreso y la policía que está en el lugar. Se mantiene la tensión, mientras hay decenas de personas heridas luego de las balas de goma, los piedrazos y bombas molotov.

Puertas afuera del recinto, entonces, se generan apróxiamadamente desde las 13.30 graves enfrentamientos y no parecen cesar con el correr de los minutos. Llegó hace instantes la Policía Federal para sumarse al operativo de las fuerzas de segurida de la Ciudad y se incrementa la violencia en esa zona.

Mientras tanto, puertas adentro, se retomó la sesión luego de un cuarto intermedio entre los jefes de todos los bloques. “Continúa la sesión porque estará todo controlado en pocos minutos”, dijo Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados. Sin embargo, los espacios opositores insisten en suspender la sesión debido a los incidentes.

Sin embargo, desde Cambiemos aseguran que continuará el debate y lograrán aprobar la reforma previsional.

Voto a voto

En el Gobierno creen que finalmente aprobarán la reforma previsional. Luego de la fatídica sesión del jueves, no quieren correr más riesgos y lograron que -en apariencia- los gobernadores apoyaran la ley. Entre ambos se necesitan: los caciques provinciales necesitan fondos para aguinaldos, obras y aprobar el pacto fiscal, mientras que en la Casa Rosada necesitan de “sus” legisladores para aprobar el proyecto.  La diputada peronista entrerriana Mayda Cresto lo graficó en un posteo de Facebook.Si fuera tan fácil, compañeros pero estoy absolutamente condicionada por el gobernador (Gustavo Bordet). Si no la votamos, deja de recibir los fondos nacionales (…) Recorrí la provincia diciendo se viene el ajuste, se vienen estas reformas, no me creyeron, perdimos (…) y ahora Macri lo condiciona a Bordet y al resto de los gobernadores”, escribió.

La contraofensiva del kirchnerismo, del massismo y de la izquierda

Como no se vió en años, hubo una especie de “comunión” opositora el jueves en la Cámara baja mientras el oficialismo intentaba comenzar la sesión para aprobar la reforma previsional. Diputados kirchneristas aplaudían a la jefa del bloque massista Graciela Camaño que pedía desde su banca que suspendan la sesión. En la otra punta, la diputada Victoria Donda (con muletas) permanecía de brazos cruzados y lanzaba gritos con el legislador del FIT Nicolás del Caño.

Ahora, esperan que la misma “presión” social que habrá en las inmediaciones del Congreso hagan mella en los diputados peronistas que aseguraron que habrá quórum. Por lo pronto, las bancadas opositoras no se sentarán a debatir y esperan torpedear la iniciativa de Cambiemos. Por su parte, el jefe del bloque de Diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, puso en duda que el Gobierno tenga asegurado el quórum: “Para un diputado que el jueves pasado no dio quórum, el engaña pichanga del bono no puede hacerlo cambiar de posición”.