Tras tres días de agonía, muere el diputado radical Héctor Olivares

El Canciller - Comentarios

Luego de permanecer durante tres días en terapia intensiva, el diputado nacional Héctor Enrique Olivares murió en el Hospital Ramos Mejía, a raíz del ataque que sufrió en la madrugada del jueves en las inmediaciones del Congreso y que también se cobró la vida de su asesor Miguel Yadón.

El presidente provincial de la Unión Cívica Radical había sido baleado desde un vehículo Volkswagen Vento color gris chapa LYS 656, que se encontraba estacionado en la Avenida Rivadavia entre Rodríguez Peña y Montevideo.

Según la hipótesis de la fiscal del caso, el móvil de los atacantes fue una disputa pasional. Yadón era uno de los amigos más cercanos del legislador, que padecía una diabetes por la que había salido a caminar como cada mañana.

Por el ataque contra Olivares y Yadón ya hay seis detenidos. Juan José Navarro, señalado como el autor material de los homicidios, fue capturado en Uruguay, según informó la Justicia de aquel país, que se puso a disposición para facilitar su extradición.

“Lamento mucho la muerte del diputado Héctor Olivares. Todas las personas que lo conocimos lo recordamos como un hombre recto, trabajador, querido. Acompaño el dolor de su familia y seres queridos”, manifestó Mauricio Macri.

A través de su cuenta de Twitter, el jefe de Estado informó: “Hemos decretado duelo nacional por 48 horas a partir de mañana para honrar al diputado nacional”.

El velatorio del legislador nacional se realizará este lunes en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso hasta las 17:00: luego, sus restos serán trasladados a La Rioja, donde serán velados hasta la medianoche y luego inhumados en Villa Mazán el martes.