Tillerson, despidos por Twitter y una mujer al mando de la CIA: los cambios de Trump

El Canciller - Comentarios

Donald Trump se despertó este martes 13 con ganas de cambiar su Gabinete. Temprano y sin avisos previos, utilizó Twitter para despedir a su Secretario de Estado, Rex Tillerson, anunciar su reemplazo y el ascenso del director de la CIA, Mike Pompeo, al puesto y felicitar a Gina Haspel por convertirse en la primer mujer de la historia en dirigir la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos. Y todo esto en solo 253 caracteres.

La red social favorita del Presidente de los Estados Unidos tomó desprevenido a Tillerson. Según Steve Goldstein, subsecretario de Estado de Diplomacia Pública y Asuntos Públicos, “el Secretario de Estado no habló con el Presidente y no conoce las razones de la decisión. Tenía todas las intenciones de quedarse en el puesto por el progreso que llevaba en materia de seguridad nacional”.

Parecería que la gota que rebalsó el vaso y la paciencia de Trump, fueron los dichos que emitió ayer Tillerson en contra de Rusia. En relación al ataque con agente nervioso del ex espía ruso Sergei Skripal en Inglaterra, el ex Secretario de Estado dijo que “nunca hay una justificación para este tipo de ataque y nos indigna que Rusia parezca haber participado de nuevo en tal comportamiento. Desde Ucrania hasta Siria, y ahora el Reino Unido, Rusia sigue siendo una fuerza irresponsable de inestabilidad en el mundo, actuando con desprecio general por la soberanía de otros estados y la vida de sus ciudadanos”.

Sin embargo, la información que emite la Casa Blanca tras el despido habla de una nueva etapa del gobierno y que Trump “considero que era el momento correcto para una transición por la futura reunión con Corea del Norte”.

La realidad es que esta noticia se venía esperando hace tiempo porque la relación entre el Presidente y su Secretario de Estado nunca fue óptima. El exdirector ejecutivo de Exxon Mobil y el magnate del mundo inmobiliario tuvieron sus cruces, como cuando Tillerson llamó “estúpido” al mandatario y Trump le contestó en Twitter pidiéndole un test de coeficiente intelectual.

La transición dirigida por el Presidente ubicará a uno de sus aliados como Secretario de Estado. El ahora ex director de la CIA, Mike Pompeo, es uno de los funcionarios con más relación y elogios por parte de su jefe. “He trabajado con Mike Pompeo por bastante tiempo. Tremenda energía, tremendo intelecto. Siempre estamos en la misma onda. La relación ha sido muy buena. Eso es lo que necesito como secretario de estado”, expresó feliz Trump al diario The New York Times.

Pero quizás, una de las noticias que pasa desapercibida entre tanto anuncio, es la asunción de la primer mujer de la historia en ser directora de la CIA. En el mes de la mujer y tras las marchas masivas en Estados Unidos por el 8M, las cuales tenían grandes críticas al machismo gobernante, esta es una de las primeras medidas igualitarias del mandato.

Gina Haspel trabaja hace más de 20 años en la Agencia Central de Inteligencia y, es la mano derecha de Pompeo. Su carrera la posiciona en el más alto cargo en un momento crucial.