Sorpresa y gestión: la reacción del Gobierno ante la medida de Trump

El presidente de Estados Unidos decidió aumentar los aranceles a la importación de acero y alumnio de Argentina y Brasil.
El Canciller - Comentarios

Donald Trump volvió a jugar fuerte. Por medio de su red social favorita, Twitter, el presidente de Estados Unidos anunció la suba de aranceles para las importaciones de acero y aluminio tanto en Argentina como en Brasil. Los dos países habían quedado exentos, meses atrás, de la primera medida de Estados Unidos para proteger su industria metalúrgica.

Esta decisión de Trump dejó perplejo a los funcionarios argentinos. “No esperaba la medida“, reconoció, al diario Clarín, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica. Por su parte, el embajador argentino en los EE.UU., Fernando Oris de Roa, no cesaba en las gestiones para conseguir una entrevista con Wilbur Ross, secretario de comercio del Presidente norteamericano.

Otro que tampoco soltó el teléfono desde el tuit de Trump fue Jorge Argüello, quien suena como potencial embajador de Alberto Fernández para ocupar la sede argentina en Washington. De acuerdo a la información de la periodista Natasha Niebieskikwiat, el diplomático se contactó con Oris de Roa para establecer una agenda en común.

La otra cara de la moneda son las empresas exportadoras de acero y alumnio. El presidente de Aluar -principal productora y exportadora de aluminio en la Argentina- Javier Madanes Quintanilla, indicó que, del total de su producción, el 40% se destina al mercado estadounidense. Y apuntó contra el gobierno por “la mala lectura”. “Hay una inoperancia que asusta“, cuestionó, en La Nación, el empresario.

La medida 

Trump justificó la resolución basándose en la cotización del dólar, las ventajas que dejó la devaluación de las monedas de Argentina y Brasil y la necesidad de proteger a los agricultores de su país. “Brasil y la Argentina han estado presidiendo una devaluación masiva de sus monedas, lo cual no es bueno para nuestros agricultores. Por lo tanto, y con vigencia inmediata, restableceré los aranceles a todo el acero y el aluminio que se envíe a los Estados Unidos desde esos países“, anunció Trump en Twitter.

Además, en el hilo, POTUS insistió en que la Fed debería bajar la tasa de interés para impulsar la economía. “¡Bajen las tasas y alivien, Fed!”, cerró el mandatario en su mensaje en Twitter.

De acuerdo con las crónicas de los medios norteamericanos, la medida no puede dejar de leerse con el foco en las elecciones de Estados Unidos del próximo año, la estrategia política en distintos estados y el juicio político que le inició el Partido Demócrata al ex empresario inmobiliario.

Te recomendamos leer

Brasil

En mayo de 2018, Argentina y Brasil habían logrado quedar exceptuada de los aranceles a la importación de acero (25%) y aluminio (10%) impulsados por Trump. Según a las cifras oficiales, las importaciones de acero y aluminio argentino representaban sólo el 0,6% de las totales de Estados Unidos. Para Brasil, en cambio, es más violenta la medida: en 2018, el 13% de las importaciones americanas de acero partieron desde el país sudamericano.

Por eso mismo, a los pocos minutos del anuncio de Trump, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, avisó que de ser necesario hablará telefónicamente con Trump, con quien dijo tener “canal abierto” frente a las medidas del presidente norteamericano. A su vez, varios diarios brasileños pusieron en tapa este tema: “Trump desprecia a Bolsonaro”, titularon.

Trump y Bolsonaro, tiempo atrás.