Sombrillas, reposeras y wifi gratis: los beneficios de las nuevas playas públicas en Mar del Plata

El Canciller - Comentarios

La temperatura no es alta, pero acompaña. El sol va y viene entre nubes. La nueva playa pública bonaerense abre sus puertas y recibe a sus primeros visitantes, que bajan por Avenida Constitución y cumplen en la entrada con un único requisito: entregar el DNI en la entrada, a modo de garantía por los servicios gratuitos que allí se ofrecen.

¿Qué servicios? Además de las reposeras y de las más de 400 sombrillas, el balneario cuenta con wi-fi, 36 baños químicos, lockers, duchas, agua caliente para el mate y cargadores para celulares, todo gratuito. Hay una zona de recreación en la que se dictan clases de zumba y se organizan torneos de fútbol tenis. También cuenta con un puesto de bebidas en el que no se venden bebidas alcohólicas, pero sí agua y gaseosas a precios populares: 35 pesos, cuya recaudación se destina a hospitales de la zona.

Fabián Perechodnik, secretario general del gobierno provincial explica la financiación del proyecto: “La puesta en funcionamiento de la playa pública equipada no requirió una inversión extra de la Provincia sino que articuló las inversiones y el trabajo que iban a hacer distintos organismos como el Banco Provincia, que aportó las sombrillas y reposeras con publicidad, o el SAME”.

Llega el mediodía y el sol le gana la batalla a las nubes. Los verdes, azules, violetas y naranjas de las sombrillas resplandecen como una alfombra vista desde lo alto de la playa, mientras los visitantes, que cada vez son más, se guarecen de los impiadosos rayos solares bajo la necesaria sombra.