Seguridad y Hacienda: refuerza Macri las reuniones con los Ministerios ejes de la campaña

El Canciller - Comentarios

Luego de la reunión con Patricia Bullrich, desde la Casa Rosada confirmaron que Mauricio Macri se reunirá esta tarde en la Quinta de Olivos con Nicolás Dujovne, donde apostarán a establecer la estrategia económica de cara a los comicios de octubre.

Con el desafío de mejorar la imagen que cosecha el presidente en las encuestas, el Gobierno nacional busca fortalecer las consignas que son más redituables: la economía, la seguridad y el combate contra el narcotráfico y la corrupción.

Siguiendo esta agenda, hace unos días el primer mandatario firmó el DNU de Extinción de Dominio para intentar reforzar la bandera de lucha contra el crimen organizado, medida que se encuentra aún a la espera de su confirmación en el Congreso.

En esa misma línea, recibió a la ministra de Seguridad para respaldar sus políticas de mano dura con la aprobación de la utilización de pistolas Taser, el nuevo protocolo que amplía las posibilidades del uso de armas de fuego en las fuerzas y el proyecto de baja de imputabilidad.

Ahora, decidió avanzar con la economía, el caballito de batalla más importante en la carrera electoral. Con los números en rojo por la fuerte devaluación, los tarifazos y cifras desfavorables en los principales índices productivos, el oficialismo planea ganarse al electorado reconfigurando la agenda de la cartera.

Frente al ordenamiento de shock que proponía el Fondo Monetario Internacional, que advirtió la semana pasada que la incertidumbre por las elecciones presidenciales son un riesgo que pueden disminuir la confianza de los inversores en el país, el Ejecutivo apuesta a continuar con las políticas monetarias y fiscales para estabilizar el tipo de cambio y la baja de la tasa de interés de las Leliq.

La Casa Rosada deberá persistir en el plan de ajuste del gasto público para alcanzar el equilibrio fiscal en 2019, la meta que exigieron desde Washington para entregar los fondos con los que Macri solventará el año electoral. Mientras, aguarda por los “brotes verdes” del segundo trimestre, pese a que el escenario indique lo contrario.