Seguridad, Cristina y Cuadernos: ensaya Macri ante Majul el discurso electoral sin hablar de economía

El Canciller - Comentarios

Mauricio Macri volvió a ensayar su discurso de campaña. En una entrevista exclusiva que le ofreció a Luis Majul, el presidente evitó hablar de la situación economía del país, remarcó los hitos de su gestión en materia de transparencia institucional y trasladó todas las preguntas hacia una comparación con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

El primer mandatario aprovechó el diálogo con el periodista de América para realizar una alocución que se configuró como una analogía a la exhibida en el Congreso de la Nación dos semanas atrás, en la apertura de las Sesiones Ordinarias. Con una intensidad agobiante, atribuyó todos los problemas económicos a una incapacidad estructural de la dirigencia política que, según sus argumentos, Argentina acarrea desde hace décadas.

Al ser consultado por los índices de pobreza y desempleo, sostuvo que no mostrarán variaciones respecto a las cifras recibidas pero resaltó que su administración “ha atacado la pobreza estructural, con más calles pavimentadas y agua potable” y que los puestos de trabajo perdidos son “los que nosotros habíamos generado” en el período de crecimiento del año 2017.

Enumerando logros -independencia de la justicia, apertura al mundo, el retorno del INDEC para medir estadísticas, el progreso en el rubro energético y en materia de calidad democrática-, Macri aseguró que el país está “mejor parado” que cuando asumió y parangonó a sus gestiones en Boca Juniors y la Ciudad de Buenos Aires para graficar su apuesta por los proyectos a largo plazo.

Durante toda la emisión, apeló a la estrategia polarizadora que diagraman Durán Barba y Marcos Peña. El punto más elocuente fue cuando se refirió a la muerte de su padre, donde aprovechó para diferenciarse de la expresidenta, al calificar de manipulador el uso político que hizo de la enfermedad que padece su hija Florencia, quien se encuentra en Cuba para someterse a un tratamiento médico.

Para culminar, el jefe de Estado focalizó en dos de los ejes tangenciales de su campaña: la lucha contra la corrupción y los avances en seguridad. Respecto al primero, destacó que hoy se pueda investigar a la familia del presidente y ratificó el pedido de juicio político contra el juez Alejo Ramos Padilla por la supuesta operación que sufre el fiscal federal Carlos Stornelli. Por otra parte, ponderó el desempeño de Patricia Bullrich al asegurar que el oficialismo marcó un récord en incautación de drogas ilícitas, lo cual incluyó la detención de 60.000 personas por causas vinculadas al narcotráfico.