Se une la oposición contra el DNU de Macri, pero Monzó tiene un plan B

El Canciller - Comentarios

Tras poco más de un mes de vacaciones, volverá momentáneamente el antagonismo político al Congreso: la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo debatirá a partir de las 15:30 el megadecreto de necesidad y urgencia (DNU) 27/2018, entre otros temas.

En lo formal, se discutirá el DNU con el que sorprendió el Gobierno en medio de un verano de tarifazos y cascotazos con sindicalistas combativos. Sin embargo, asoma el primer test match en donde un oficialismo en baja, según algunas encuestas, se medirá con una oposición que todavía no encuentra la de hacer pie.

La estrategia del Gobierno consistirá en defender hasta las últimas consecuencias, o hasta que el peronismo “dialoguista” se vea forzado a confluir con el kirchnerismo. Si bien es probable que consiga aprobar el dictamen (se comenta que el senador Luis Naidenoff conseguirá la presidencia con la venia del peronismo de Pichetto y Kosiner y por ende el “voto de desempate”), al no contar con los votos en ambas cámaras, puede llegar a dividir el megadecreto en tres partes.

En una reinterpretación, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó realizó una llamativa interpretación reglamentaria y designó a 5 diputados del oficialismo sobre los 8 que conforman la comisión bicameral de trámites legislativos que se encarga de realizar los dictámenes sobre el DNU.

Todo el arco opositor ya manifestó su rechazo al megadecreto. De hecho, el Frente Renovador y su ¿aliada? Margarita Stolbizer realizaron dos presentaciones judiciales pidiendo la nulidad del decreto por considerarlo “anticonstitucional”. El bloque de diputados del Frente para la Victoria (FPV), realizará una conferencia a las 12:30: allí oficializará el rechazo a la medida que modifica 19 leyes, seis decretos y dos decretos ley. Además, deroga 15 leyes, decretos y decretos ley, y abroga otras tres normas.