Se ilusiona Cambiemos con un paro violento de Moyano para frenar la caída en la imagen de Macri

El Canciller - Comentarios

El Gobierno busca frizar la medida de fuerza con la que la CGT presiona. En su intento por frenar el paro general, el Ejecutivo, además del aumento salarial del 5% que le habilitó a la cúpula obrera, desembolsará entre 4.000 a 6.000 millones para las obras sociales como parte de esta tregua.

La oferta que lanzó el Gobierno responde a uno de los requerimientos que llevó la central obrera a Casa Rosada el jueves pasado. Hasta ahora sería la mayor concesión dada a la CGT. El resto de las demandas no fueron tomadas en cuenta. El destino de la reunión de mañana, si todo continúa como hasta ahora, será el del anuncio del paro general, pero con fecha hacia fin de mes o incluso para julio. No confluirá el líder camionero, Hugo Moyano: el llamado a último momento que realizó el Gobierno el jueves pasado para entablar una mesa diálogo con la CGT con el objetivo de frenar el paro general que habían dejado trascender que se iba a realizar el jueves en concordancia con el de camioneros.

El desembolso sobre las obras sociales es una pelea que la CGT viene dando desde hace tiempo. El primer congelamiento que tuvo fue en el kirchnerismo y luego Macri como signo de un cambio de tiempos amagó con soltarlos, pero tampoco lo hizo. El dinero que la CGT demanda es sobre una deuda del Ejecutivo sobre las obras sociales y el destino que tiene el abultado monto es para la asistencia financiera a las organizaciones de salud ante situaciones de emergencia.

Ahora, ante el latente paro general, un Hugo Moyano encendido contra el Gobierno, las compuertas se abren, pero no creen que sea suficiente. El periodista Marcelo Longobardi esta mañana apuntó que “el paro nacional es inevitable”.

Hoy a las 11, Moyano anunciará la huelga de camioneros para el jueves, contra el modelo económico y en reclamo de un aumento salarial del 27%, 7 puntos por encima del nuevo techo fijado por el Gobierno y en perfecta concordancia con los números de inflación que maneja el Banco Central. En referencia a los empresarios, Moyano, en una entrevista que dio al canal de noticias de C5N, dijo: “Calculo que no lo van a dejar darlo a través del Gobierno. No van a querer reconocer esta realidad de que el trabajador viene perdiendo poder adquisitivo”.

Además, frente al paro, el camionero apuntó a la ministra de Seguridad: “La señora Patricia Bullrich Luro Pueyrredón se quiere hacer la Margaret Thatcher; si llega a ver represión después vamos a conversar; el trabajador camionero no es violento, pero no vamos a permitir que ataquen a ningún trabajador”. Y anunció que “puede haber un paro por tiempo indeterminado si eso ocurre”.

El Gobierno camina sobre arenas movedizas frente a la nueva postura del sindicalismo. El llamado de urgencia del jueves mostró que el Ejecutivo quiere frenar el paro general de la CGT, pero hay en demandas que salen del edificio de Azopardo 802 que no tienen respuesta en la mesa de diálogo. El Gobierno con el llamado ganó tiempo y logró que el jueves no se unan en la calle Moyano y la CGT para dar una gran muestra de fuerza. Aunque el 14 será un día difícil para la Casa Rosada.