Revela Joaquín las inquietudes de Macri: problemas con el Presupuesto y Pichetto

El Canciller - Comentarios

Tras sus peores semanas en el Gobierno, Mauricio Macri midió fuerzas con el campo al intentar modificar el plan de retenciones para la soja, el maiz y el trigo, pero se resignó. Un conflicto con sus principales aliados no es la mejor idea para atravesar una tormenta; no siempre aplica “mejor solo que mal acompañado”.

En su columna de LaNación, Joaquín Morales Solá se encargó de revelar los planes y preocupaciones del mismísimo Presidente para este año no electoral. Luego de adelantar que habrá paz entre la Casa Rosada y el sector agrícola, le alcanzó un mensaje a Miguel Ángel Pichetto.

Pese a que el senador adelantó que el acuerdo con el FMI no necesitará la aprobación de la Camara, Macri le pidió, siempre a través de Joaquín, una ayuda con la batalla por las tarifas que, convenientemente, inició el radicalismo y continuó la oposición en su totalidad, sin diferencias partidarias ni de “racionalidad”.

Macri le reclama a Pichetto la racionalidad que no pueden encarnar desde el kirchnerismo y sí tuvieron Schiaretti, Urtubey, Manzur y Passalacqua.

Eso es lo que le reclaman, ambos, a Pichetto: la racionalidad que no pueden encarnar desde el kirchnerismo y que sí tuvieron “los gobernadores Juan Schiaretti, de Córdoba; Juan Manuel Urtubey, de Salta; Juan Manzur, de Tucumán, y Hugo Passalacqua, de Misiones”.

Y aunque ya firmó el dictamen favorable para el tratamiento al freno de los aumentos, el reclamo es claro: que no pase la cámara alta y que, en cambio, potencie y apoye el proyecto de Schiaretti y Urtubey que propone que “se baje el impuesto del IVA en las facturas de los servicios públicos”.

Si el jefe del interbloque Argentina Federal no quiere que el Presidente de la Nación utilice su poder de veto, algo que dañaría la imagen del país ante la mirada del mundo en medio de las negociaciones con el FMI, deberá atenerse a la racionalidad de aquel dialoguismo en el que siempre lo encuadraron.

Resultado de imagen para urtubey macri

Presupuesto 2019

A su vez, Morales Solá anticipó una de las preocupaciones de Macri que saltean el Mundial de Rusia: el Presupuesto 2019. Marcos Peña se llevó la impresión de una oposición empoderada -pero todavía acéfala- que ahora domina la Cámara de Diputados.

Para sortear el mayor obstáculo del Congreso, sectores del peronismo puro y duro sugieren que Cambiemos debería convocar a “un diálogo más abierto que el que puede encerrar a la política: los sindicatos y los empresarios“.

Por supuesto, esto le significaría al Gobierno un gasto no planeado, pues estos dos sectores exigirán condiciones acordes a la necesidad del momento y la urgencia del oficialismo por pasar un Presupuesto que incluirá los pactos con el Fondo, algo que el kirchnerismo “irracional” considera una “traición a la patria”.