“Reperfilamiento” a 15 años: el ofrecimiento de Massa en Estados Unidos

El tigrense llevó a las oficinas estadounidenses el proyecto económico del Frente de Todos. Se discutió un "reperfilamiento" a quince años. También trascendió un almuerzo con Massot que ¿se suma al Frente de Todos?
El Canciller - Comentarios

El Frente de Todos trabaja en un reperfilamiento de la deuda a 15 años. Ese fue el mensaje que transmitió Sergio Massa en los Estados Unidos, luego de sus reuniones con allegados al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y con el sector financiero de Wall Street.

Si ustedes quieren que el Fondo cobre, tienen que ayudar a la Argentina a crecer. Los muertos no pagan”, aseguró el tigrense, según fuentes presentes en las distintos encuentros que mantuvo con ejecutivos norteamericanos. La preocupación con la que arribó la comitiva del Frente de Todos a Estados Unidos se disipó con el correr de las horas: la eventual renegociación fue recibida de manera muy positiva, aclararon a El Canciller.

Massa advirtió en Washington y en Nueva York que si el Frente de Todos gana las elecciones, no gobernará Cristina Fernández de Kirchner. “Aclaramos las dudas del pasado, están dispuestos a trabajar con AlbertoPidieron evitar las sorpresas y nosotros los prejuicios”, sintetizaron voceros del ex jefe de Gabinete del kirchnerismo.

Política en Washington y finanzas en Nueva York

En su viaje, el candidato del Frente de Todos dialogó con representantes del Departamento de Estado y referentes del sector financiero. En la esfera política, más allá del mensaje de la moderación, Massa les reclamó la responsabilidad del Fondo Monetario Internacional por la situación actual del país (el FMI invirtió el 66% de su capital en Argentina, según los números que maneja Massa) y aseguró que, de llegar al Gobierno, Fernández no tomará partido en la disputa comercial entre EEUU y China. Según la versión del massismo, el Frente de Todos “apuntaría a forjar una relación comercial consistente con ambos países”.

El recorrido continuó el lunes con un almuerzo en el Council of The Américas. Allí, además de la reunión que mantuvo con Susan Segal (titular del Consejo), el tigrense estuvo con líderes de fondos de inversión. Ejecutivos de Carval, Blackstone, Bank of América, Point State, Merryll Linch y Greylock capital formaron parte de la mesa. Un asistente al almuerzo confió que los empresarios temen por el retorno de la expresidenta, pero primó “un ambiente optimista”.

Te recomendamos leer

Massa también conversó con el economista argentino Martín Guzmán, director de la Universidad de Columbia para el “Diálogo de Políticas sobre Reestructuración de la Deuda” y miembro del grupo de investigación que preside el profesor y premio Nobel en Economía, Joseph Stiglitz.

El encuentro con Massot

Antes de regresar a la Argentina, el líder del Frente Renovador almorzó con un viejo conocido: Nicolás Massot. Ambos mantienen una amistad hace tiempo y Massa ya había deslizado sus ganas de que tanto el diputado nacional del Gobierno como Emilio Monzó se sumaran al entramado opositor. “No lo descarto, es una posibilidad. Lo veo trabajando para la Argentina que viene”, dejaron trascender ante este medio.