La renuncia de Juan Carlos Schmid a la cúpula de la CGT no fue sorpresiva para Moyano. "No es una situación cómoda estar en la CGT. No pudiendo ejercer plenamente las decisiones que se están reclamando desde abajo. Evidentemente sentía una incomodidad de estar ahí y por eso se ha retirado", afirmó el líder de Camioneros en diálogo con Radio La Red.

Schmid llegó a la CGT por obra y gracia de Moyano. El domingo renunció como triunviro de la central obrera alegando motivos personales. El 25 de septiembre, después del paro nacional más contundente del gremialismo en la era Macri, fue llevado de urgencia a una clínica porteña por un pico de presión. Aunque los problemas de salud seguramente acompañaron la decisión, los problemas internos con la conducción parecen ser el principal motivo de la demisión.

El líder de Camioneros aseguró que, de cara al rearmado electoral, está dispuesto a sentarse a dialogar con todos los peronistas, menos con Urtubey. "Con él no me sentaría. Representa a la oligarquía del peronismo. Con el resto me sentaría, pero él está más cerca de Cambiemos que del peronismo", manifestó.

La poca sintonía con el salteño gira en torno al desafuero de Cristina Kirchner. Mientras Moyano la considera necesaria para vencer a Macri en 2019, el gobernador expresó que avanzaría con el desafuero de la senadora.