Para el principal asesor de campaña de Macri, la jugada maestra para conseguir un segundo mandato en el medio de la crisis económica debe ser poner todas las fichas en el vínculo directo con la gente. En este camino, Peña llamó a los funcionarios a multiplicar los “timbreos” y a realizar fuertes campañas publicitarias en redes sociales (Facebook, Instagram y Twitter).

Este lunes, a través del decreto 1133/2018, firmado por Marcos Peña, el Gobierno derogó los decretos 852/2015 y 345/2016. Ambos dictaban que el Estado Nacional podía negociar con los titulares de los medios de comunicación que tengan deudas impositivas con la AFIP para que éstas sean canceladas a través de pagos de “espacios publicitarios” ya que el Estado Nacional “debe preservar los medios de comunicación” porque son "de interés público".

Sin embargo, la política prorrogada en 2016 ya no está en línea con lo que busca en Ejecutivo, que planea trasladar recursos de pauta publicitaria en medios a publicidad no tradicional, como la de las redes sociales. De hecho, en la derogación publicada el lunes, la jefatura de Gabinete señala que los acuerdos con empresarios “cuyos medios no responden a las necesidades comunicacionales del Estado Nacional, termina desvirtuando el objeto de las normas referidas”.

Elimina Marcos un "salvavidas" para los medios y apuesta a las redes para la reelección de Macri

Macri, en un "vivo" de Instagram

En tanto, indica: “Que, por ende, corresponde derogar los Decretos Nº 852/14 y sus modificatorios y complementarios Nº 2379/15 y Nº 345/16, que dieran origen al sistema de dación en pago de espacios publicitarios para la cancelación de deudas impositivas, aduaneras y previsionales, a fin de eliminar la facultad que asiste a la JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS, mediante la SECRETARÍA DE COMUNICACIÓN PÚBLICA, de suscribir los Acuerdos pendientes, evitando así engrosar y prolongar un sistema que ha resultado nocivo”.

Para el año electoral, el alumno ejemplar de Jaime Durán Barba aumentó la cantidad de dinero a girar a las distintas secretarías y ministerios nacionales, de la Ciudad de Buenos Aires y del territorio bonaerense destinado a pauta publicitaria en redes sociales, una estrategia que Marcos Peña considera más eficiente a la hora de llegar directamente a la gente que los medios tradicionales de comunicación.