La Corte Internacional de Justicia CIJ rechazó hoy por 12 votos a favor y 3 en contra que Chile esté obligada jurídicamente a entablar negociaciones con Bolivia para que este país obtenga un acceso soberano al océano Pacífico. Después de la resolución, los mandatarios de ambos países realizaron declaraciones cruzadas. ¿Escala un nuevo conflicto en la región?

Mientras que el presidente de Chile, Sebastián Piñera, afirmó este lunes que la Corte de La Haya "ha hecho justicia" al rechazar la demanda boliviana obtener acceso al océano Pacífico y manifestó que seguirán las conversaciones con Evo Morales para dialogar sobre otros asuntos bilaterales.

"La Corte Internacional de Justicia (CIJ) ha hecho justicia y ha puesto las cosas en su lugar estableciendo de forma clara y categórica que Chile nunca ha tenido, tampoco tiene, ni ha incumplido ninguna obligación en materia de derecho internacional", dijo Piñera. Además, dijo que el pedido de Morales no tenía "ningún sustento” y que el presidente generó "falsas expectativas a su pueblo”.

Por otro lado, su par boliviano, Evo, remarcó que su país no renunciará jamás al pedido de un acceso soberano al océano pacífico. "Bolivia nunca va a renunciar”, resaltó.

Bolivia recibió con tristeza el fallo de la CIJ. Para las autoridades del país conseguir acceso marítimo de una forma soberana sería un gran paso para abrir el comercio internacional de su economía, que este año crecerá cerca de 5%.

En el país trasandino, en tanto, la noticia fue recibida con festejos. En Antofagasta, al norte de Santiago, la gente que se había dado cita para seguir la lectura en una pantalla gigante celebró en las calles.