En diálogo con Juan Amorín en Crónica Anunciada, por El Destape Radio, la activista galardonada como mujer del año del COAS en 1999 expresó su tristeza con la actual situación económica del país. "Tuvimos que abrir comedores a pedido de la gente. Aumentó mucho la cantidad de personas que vienen a comer”, remarcó.

Al lado de Macri desde su gestión en la Ciudad, Barrientos le sumó siempre al presidente desde el lado "humano”. Hoy, la activista descree un poco del proyecto del cambio. También expresó su disidencia en cuanto al nuevo Código Penal Juvenil que el Gobierno intenta aplicar para, entre otras cosas, bajar la edad de imputabilidad a 15 años.

"Bajar la edad de imputabilidad no solucionaría la inseguridad. Tener a un chico de 15 o 16 años preso no sirve. Tenemos que darles una solución para que puedan salir adelante”, expresó; y agregó: "Se están viviendo situaciones muy difíciles, por un celular o unas zapatillas te matan. Uno trabaja con ellos en el barrio, y trata de recuperarlos y darles trabajo”.

A pesar de mostrar su descontento con el presente del macrismo, nuevamente no escatimó en críticas al gobierno kirchnerista: "Hoy en día los chicos no saben trabajar porque los chicos vivieron siempre de los planes”. ¿Macri pierde a su activista social favorita de cara a las elecciones?