Polémica por las 7 vueltas al mundo del intendente de Merlo en 30 meses

El Canciller - Comentarios

Al Tano Menéndez le gusta viajar. Se nota. Voló 6 veces a ver al Papa, conoció Panamá, visitó Barcelona, se encandiló en París y se fue de gira por toda América. En 30 meses de gestión, el intendente de Merlo -uno de los municipios más pobres el conurbano– emprendió 30 viajes al exterior. Uno por mes. Todos “protocolares”, todos pagos… por los fondos del municipio.

Gustavo Menéndez, siempre de impecable traje entallado y barba bien recortada, siempre predispuesto para la foto, batió récord de viajes al exterior, pero se ganó un océano de críticas. Era de esperar, los datos de sus millas van justo en el sentido opuesto de la realidad que sufre a su distrito.

Su municipio es uno de los más golpeados por la inflación, los aumentos en los precios y la pérdida de empleo que rebota en todo el país. Sucede que un 36% de los hogares de Merlo son pobres, según indica el diario Clarín con datos relevados por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH). A su vez, un 45% de las familias tienen dificultades socio-económicas severas, mientras que un 19% se ubica por debajo de la línea de la pobreza.

La situación que afecta a miles de personas es su territorio no parece frenar una máxima desde que Menéndez está en el poder: viajar, al menos, una vez por mes al exterior. Un dato: el dinero utilizado para los traslados “protocolares” pertenecen al presupuesto de Merlo.

París, Barcelona y Panamá aparecen en la agenda viajera del intendente, que además sumó al menos seis visitas a Roma para ver al papa Francisco. A su vez, tal como revela el periodista Pablo de León en el diario Clarín, en octubre de 2016 estuvo en Bogotá en representación de los municipios argentinos.

Menéndez realizó 30 viajes en dos años y ocho meses en el poder: más de 282.000 kilómetros en avión

¿Los números de su gestión? 30 viajes en dos años y ocho meses en el poder, recorriendo más de 282.000 kilómetros en avión. La indignación y las críticas de los dirigentes de Cambiemos no tardaron en llegar a las redes sociales, que lo convirtieron rápidamente en el epicentro de la polémica.

“Fueron viajes protocolares como intendente y presidente del PJ bonaerense”, respondieron desde la intendencia ante la consulta sobre la frecuencia de los viajes del jefe comunal de Merlo, Gustavo Menéndez.

En 2015, Menéndez se convirtió en intendente después de un largo juego de coqueteos: estuvo en el PJ, luego cerró filas con el Frente Renovador y finalmente alcanzó su cargo en las urnas con el sello del Frente para la Victoria en la boleta, destronando a uno de los “barones” del Conurbano, Raúl Othacehé.

En medio del escándalo por sus viajes, el intendente aún no define cuál será su participación en las elecciones del 2019. Es que pertenece al PJ Bonaerense, pero todavía no decide si irá con Felipe Solá o jugará junto a Cristina Fernández de Kirchner.