22/07/2019
Viernes 09 de Marzo de 2018 #8M

Aborto, femicidios y desigualdad: marchan miles de mujeres en busca de la revolución

Desde la tarde del jueves, miles de mujeres coparon las calles que rodean al Congreso en una masiva marcha que conmemoró el Día Internacional de la Mujer y unió todas las voces en un solo grito que reclamó tres pedidos que no deberían reclamarse. Pero no por invalidez, sino porque es sorprendente que todavía deban hacerse: aborto legal, seguro y gratuito, fin a la violencia machista e igualdad de derechos.

A partir de las 14 horas cientos de mujeres comenzaron a congregarse en las inmediaciones de la Plaza de Mayo para, luego, cuando ya fueron miles, marchar hacia la Plaza de los Dos Congresos, donde se leyó un extenso documento que pedía por los tres pilares de la marcha.

Aunque la lucha del colectivo feminista data de hace muchos años, el movimiento NiUnaMenos fue el que logró visibilizar de manera amplificada la violencia a la que es sometida el género femenino, desde la brecha salarial hasta los femicidios que aumentan año tras año.

Aborto legal, seguro y gratuito

La apertura del Congreso al debate sobre la despenalización del aborto fue solo el comienzo. La conquista de las mujeres de ingresar este proyecto tuvo su continuidad durante la marcha en la que mujeres embarazadas, adolescentes, infantes, jubiladas y algunos hombres (en segundo plano, apoyando y acompañando) le pidieron a los legisladores que despenalicen el aborto.

Interpelando directamente a un Estado que permanece ausente, la inmensa masa cubierta con pañuelos verdes exigió "educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir". "Hoy el aborto clandestino e inseguro sigue siendo la principal causa de muerte de personas gestantes", explicó.

"Paramos y marchamos para exigir la aprobación del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo", rezó las primeras líneas del documento leído por Liliana Daunes y Nora Cortiñas. Y continuó demandando la "provisión y producción pública de Misoprostol y Mifepristona, y que la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) los reconozca como de uso ginecológico".

Violencia machista

En los primeros dos meses del 2018, 47 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas, según datos difundidos por MuMaLá, el movimiento de Mujeres de la Matria Latinoamericana. Y la tragedia no sucede cuando la víctima dejó de respirar: el 20% de esas chicas había realizado denuncias previas y el 17% tenía medidas de protección dictadas por la Justicia.

Estos datos alarmantes acompañaron al dramático informe del INDEC, que a tracés del Registro Único de Casos de Violencia contra las Mujeres que recopila hechos desde 2013 hasta 2017, y reveló una realidad tan preocupante como cotidiana.

En lo que va del año, 47 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas; el 20% de esas chicas había realizado denuncias previas.

La Oficina de Violencia Doméstica señaló que el 89% de las denuncias que recibieron fueron realizadas por mujeres. Y casi todas las mujeres afectadas -el 91%- denunció violencia por parte de un varón y, en el 83% de los casos, ese varón agresor era pareja, ex pareja, novio o conviviente de la denunciante.

Pero no termina ahí: el femicidio es el último paso de la violencia machista ejercida sobre las mujeres y comienza en situaciones que enmarcan la vida de todos. Todas las mujeres fueron víctimas de acoso callejero en numerosas ocasiones e, incluso, se las llegó a culpar a ellas por esto.

Desigualdad

El problema de la desigualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres es el más naturalizado de todos. Basta con solo ver la ínfima cantidad de mujeres que ocupan puestos jerárquicos en empresas y dependencias del Estado para notar el conflicto.

A su vez, las diferencias llegan a la ya conocida -e insólita- brecha salarial. Los hombres perciben remuneraciones mayores por la misma tarea, en el mismo puesto laboral. También, en el discurso se reclamó la implementación de la Ley de Cupo Laboral y su ampliación a personas trans, travestis, transgénero, con antecedentes penales, con discapacidad o indígenas.

También pidieron por licencias por violencia de género, licencias más amplias de paternidad y maternidad, y la asignación para mujeres en situación de violencia de género igual a la canasta familiar. Horas antes, el presidente Mauricio Macri anunció el envío de un proyecto de ley "de equidad de género e igualdad de oportunidades en el trabajo", que busca lograr paridad salarial.

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]